Política

Delito, que Levet Gorozpe hable por la UV ante candidato, dicen académicos

abril 05, 2016

El voto de manera grupal asociado, en donde hay ejercicio de subordinación, está prohibido y quien lo ejerce es un delincuente, así es que sí Enrique Levet Gorozpe acudió como representante sindical es un delito que participe en actos de campaña del PRI y se diga que la comunidad universitaria apoya al candidato de ese partido, expresó el investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Leopoldo Alafita Méndez.

"En cuanto a la participación de los sindicatos, la Constitución General de la República establece con toda claridad que la participación gremial está prohibida y está tipificada como un delito electoral", sostuvo el investigador.

Alafita Méndez expuso el voto corporativo es ilegal esto es algo que están establecido para garantizar la libertad de elegir que es un derecho humano, a título personal el dirigente de la Fesapauv pudo haber ido, pero no puede comprometer en ningún sentido el voto de los asociados.

"Me parece que esto se debe reclamar y deben hacerse observaciones y pedir que el organismo electoral local tome cartas en el asunto para que no se permita la intervención de los sindicatos", esto luego de la reunión sostenida entre el candidato priísta a la gubernatura, Héctor Yunes Landa, líderes del Fesapauv y ex rectores.

Ello, porque en el primer acto de campaña del priísta, Héctor Yunes Linares, el dirigente del Fesapauv, Enrique Levet, presente allí pidió al candidato que resuelva el problema de las pensiones universitarias, ante lo cual, Yunes Landa firmó una carta compromiso.

Al respecto, el economista y coordinador del Observatorio de Finanzas Públicas, Hilario Barcelata Chávez, coincidió que se trata de una arbitrariedad y falta de respeto que el Fesapauv haga insinuaciones de esa naturaleza. Esto al referirse también al ex rector Raúl Arias Lovillo, quien dejó ver su simpatía por el candidato tricolor.

"Los pronunciamientos que hagan las personas que tienen que ver con la Universidad, sean ex rectores, sea el propio secretario general del Fesapauv, deben hacerse a título personal. Particularmente si se tiene la representación de un sindicato, no se puede comprometer al sindicato a relacionarse partidistamente, por lo menos no sin antes haberle tomado la opinión a todos y cada uno de los miembros.

"Así es que si el secretario general fue en representación del Fesapauv, es decir, de los agremiados, debió habernos informado, consultado y pedido nuestra aprobación para ir a un acto de esta naturaleza, de otro modo compromete políticamente algo que debe mantener apartidista".

En el mismo sentido, la académica e investigadora Rocío Córdova Plaza enfatizó que las simpatías políticas del ex rector Raúl Arias Lovillo y del secretario general del Fesapauv, Enrique Levet Gorozpe, son personales, por lo que no pueden hablar a nombre de la comunidad universitaria, que está conformada por miles de individuos con criterio propio.