Política

Prevalece discriminación para 60% de las minorías étnicas en Veracruz

marzo 26, 2016

Al celebrarse, el pasado 21 de marzo el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, y a pesar de saberse que Veracruz es el tercer estado con más población afrodescendiente del país con 45 mil 601 habitantes (detrás de Guerrero y Oaxaca) y 679 mil 216 hablantes de lengua indígena, casi 60 por ciento de las minorías étnicas de Veracruz (junto con Tabasco) reconocen la discriminación como su principal problema.

De acuerdo con la Encuesta para Prevenir la Discriminación 2010, los veracruzanos aún esperamos una política pública de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y del Instituto Veracruzano de Cultura (IVEC) para cambiar la percepción de esta población.

A la deuda financiera y social que históricamente se tiene con las minorías étnicas, ahora se suma la deuda simbólica de la educación y cultura pues aun cuando existe la Ley número 864 para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el Estado de Veracruz y según un boletín de prensa del 20 de marzo "en el Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016, se están atendiendo las necesidades que la sociedad".

Pero la Secretaría de Gobierno (Segob) sólo emitió un boletín para informar las razones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para proclamar este día (http://www.veracruz.gob.mx/blog/2014/03/20/111779/), pero no puntualizó cuales han sido las acciones concretas para combatirla ni tampoco ha hecho lo propio la delegación de la Comisión de Desarrollo Indígena (CDI) del gobierno de Enrique Peña Nieto.

En relación a la discriminación de los indígenas, casi 60 por ciento de las minorías étnicas de Veracruz (junto con Tabasco) reconocen la discriminación como su principal problema; mientras que Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro tres de cada 10 opinaron lo mismo, reveló en 2010 la Encuesta Nacional de Discriminación.

En donde se reflexiona que a pesar de que desde el año 2000 se incorpora en el artículo primero de la Constitución el derecho a la no discriminación, que en el 2003 se promulga la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación, que en 2004 se crea el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; además hay 17 entidades con leyes para prevenir la discriminación, 12 no cuentan con ella y sólo 13 códigos penales estatales la tipifican como delito.

Por otra parte, se sabe que de acuerdo con los "Principales resultados de la Encuesta Intercensal 2015" de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país hay un millón 381 mil 853 de mexicanos se autoadscriben como afrodescendientes y 21.5 por ciento de los 119 millones 530 mil 753 habitantes se autorreconocen indígenas, de acuerdo con su cultura; en la encuesta, se precisa que el momento de referencia de la información es el 15 de marzo de 2015, aplicado a 7.9 millones de viviendas.

Veracruz es el tercer estado más poblado (luego del Estado de México y el Distrito Federal, ahora Ciudad de México), cuenta con 8 millones 112 mil 505 habitantes y una tasa de crecimiento promedio anual de 2010 a 2015 de 1.3, le siguió Jalisco, las que en conjunto concentra 34.4 por ciento de residentes en el país.

Las mujeres más escolarizadas tienen menos hijos que aquellas de menor escolaridad; es decir, mientras las mujeres sin estudios tienen 3.2 hijos, las de instrucción media y superior tan solo tienen 1.1, lo que significa una diferencia de más de dos hijos entre estos dos grupos. Un aspecto interesante es que no produce ninguna diferencia acceder a la educación primaria sin completarla en relación con las mujeres que no asistieron a la escuela.

Los ignorados por su "color"

El Inegi sostiene que del total de afromexicanos, 3.3 por ciento son veracruzanos, que equivalen a 45 mil 601 habitantes; en donde Guerrero fue el estado en el que más personas se declararon con raíces africanas con 6.5 por ciento, el segundo lugar fue Oaxaca 4.9 por ciento y de ahí fueron el Estado de México, Ciudad de México, Baja California Sur y Nuevo León, los que estuvieron por encima de la media nacional con 1.2 por ciento.

La población identificada como afrodescendiente se encuentra en todo el territorio nacional, sin embargo en 19 estados representa menos del porcentaje del país (1.2 por ciento) y en las seis entidades con la menor proporción, esta población no es significativa.

Más de 97 por ciento de las personas de seis a 14 años que se autoidentifican como afrodescendientes van a la escuela. La proporción por sexo hace evidente que a nivel nacional, hombres y mujeres, están en igualdad de oportunidades en lo que se refiere al acceso a la educación. En México en 2015, el número promedio de grados aprobados por la población que se autoconsidera afrodescendiente es de casi nueve años, lo que equivale a tener prácticamente la secundaria terminada. La escolaridad promedio es superior para los hombres con medio año en comparación con las mujeres. La fecundidad adolescente, referida a mujeres de 15 a 19 años, muestra un incremento de casi seis puntos en comparación con los datos de 2009. En términos porcentuales, los hijos fallecidos de las mujeres de 12 años y más por entidad federativa, Veracruz y Zacatecas están en cuarto lugar con la más alta tasa de 7.6, antes que ellos están Guerrero con 9.4, Oaxaca 9.2 y Puebla con 8.1; en el país es de una media de 6.5 y la más baja la tiene Nuevo León con 4.3.

Así que estamos ante otro sexenio perdido para lograr la atención de la población indígena y afroveracruzana que seguramente deberá tener paciencia porque se prevé que hasta 2018 hayan políticos y partidos más dispuestos a atender los rezagos centenarios y por lo menos, tener la actitud de atender, así como conocer y reconocer sus limitaciones.