Sociedad y Justicia

Descarta DIF Córdoba maltrato en caso de repentino fallecimiento en casa hogar

marzo 21, 2016

Córdoba, Ver.- La adolescente que falleció en la casa hogar "Aldea Meced", recibió desde su llegada la atención médica necesaria para revertir los efectos del Síndrome de Moebius, así como los cuidados específicos por parte del personal, el cual cuenta con el perfil y preparación idóneos a las necesidades de las niñas, niños y adolescentes bajo resguardo, sostuvo la directora del DIF de Córdoba, Mónica Langarica Galindo.

En apego a la apertura y transparencia que caracterizan a la actual administración municipal, el DIF municipal a través de la directora, así como la presidenta Andrea Ríos Álvarez y el procurador municipal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Alan Jesús Campos López, acompañados por el alcalde Tomás Ríos Bernal, atendieron en rueda de prensa las inquietudes de medios de información locales, ante el lamentable suceso de este viernes.

La niña, de quien se maneja sus iniciales P. L.C., fue sepultada este sábado en Ángel R. Cabada, luego de que la presidenta y procuradora del DIF de dicho municipio llegaron a Córdoba y decidieron trasladar el cuerpo de la menor a su lugar de origen.

Mónica Langarica destacó que el DIF de Córdoba se encuentra consternado, ya que tanto la presidenta como la directora y la mayor parte del personal de esta institución, tienen una relación cercana con los niños de Casa Meced, "somos personas que trabajamos para personas y en este caso, muy de cerca de nuestros niños de Meced".

Y es que cada uno de los albergados recibe los servicios del DIF, especialmente de las áreas Médico, Psicología, Rehabilitación, CTA y Jurídico, así como tratamiento especializado de manera particular y con apoyo de instituciones públicas de salud, como en el caso de la niña fallecida, quien acababa de iniciar su tratamiento en el Centro de Especialidades Médicas (CEM) del Estado.

P.L.C. llegó a Casa Hogar "Meced" el 10 de febrero de 2015, junto con su hermana T. L.C., y aunque el síndrome que presentaba le impedía sonreír, era una niña alegre y sociable, a quien le gustaba le tomaran fotos con sus compañeros de casa, muy cariñosa con los más pequeños y muy unida a su hermana de 11 años. Al igual que el resto de los menores en edad escolar, acudió a la escuela, en este caso el Centro de Atención Múltiple no. 9.

Por el momento, la Casa Hogar tiene bajo su resguardo a 20 menores –siete de los cuales provienen de otros municipios–: siete varones y 13 mujeres, cuyas edades fluctúan entre los tres meses y los 17 años de edad.

Se cuenta con 19 trabajadores para el cuidado de los albergados, entre los que se encuentran cuatro educadores con Licenciatura en Pedagogía, una psicóloga de planta y demás personal auxiliar que también cuenta con carreras como Derecho y Comunicación. Ocho trabajadores, incluyendo a la coordinadora Alejandra Perdomo Cabral, recibieron capacitación en primeros auxilios por parte de la Cruz Roja; a lo que se suma la constante supervisión por parte del DIF estatal, como ente regulador de todos los albergues del estado.

Sobre la niña T. L.C. de 11 años de edad, cabe mencionar que fue intervenida quirúrgicamente el pasado 17 de febrero en el CEM en Xalapa, para corregir al pie equino en ambas extremidades. Será el DIF de Ángel R. Cabada quien determine si esta niña continúa en Casa Meced.

El procurador Alan Campos López afirmó que el DIF de Córdoba está en la total disposición para las diligencias que desarrolle la Fiscalía Regional, instancia a la que DIF avisó de forma inmediata sobre lo ocurrido la tarde de este viernes.