Sociedad y Justicia

Comunidad LGBT no existe para gobierno; petición de ley quedó en el silencio, acusan

marzo 20, 2016

Orizaba, Ver.- En el Veracruz de Javier Duarte, las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT), además de ser uno de los grupos más vulnerables, simplemente no existen, "ni para los diputados locales, ni para los jueces y mucho menos para el gobernador", de hecho a un año de reclamar la aplicación de la Ley de Sociedades Convivencia, la única respuesta ha sido el silencio; este sábado se realizó la segunda marcha del orgullo gay, en la que la petición es la misma: "déjennos vivir en paz".

Pero quienes integran estos colectivos se sienten satisfechos porque a pesar de que Veracruz es uno de los estados en donde los índices de homofobia son elevados, "hemos recibido el respaldo social. La sociedad de la zona ya tiene más inclusión hacia la comunidad, ya es más fácil que en calle vayas con tu pareja y de 10 personas, cinco son los que te ven mal. Vamos avanzando, esto es poco a poco. Ese es uno de los propósitos de las marchas, tenemos que lucharle día a día y año con año", refiere Carolina Vásquez Dector, presidenta del colectivo Igualdad de esta ciudad.

La marchas del orgullo gay, "no son una manifestación", aclara, "es para mostrarle a la población que somos igual que todos, que estamos, que existimos dentro de la misma sociedad, que pertenecemos a ella, que somos profesionistas, que al final somos seres humanos".

Sin embargo y pese a la creciente de los grupos de la población lésbico gay en Veracruz, ninguno de los poderes del estado ha tenido acercamiento con ellos, "nadie se nos acerca, nosotros estamos en una propuesta de ley para nuestro estado, queremos ir al Congreso local para que haya más apertura, porque hasta el momento, ninguna de las fracciones de diputados se ha acercado con la colectividad lésbico gay". Nosotros, señala, "estamos en espera y vamos a seguir trabajando en pro de la sociedad".

En tanto, la marcha de este sábado, fue para mostrarle a la población que los homosexuales, lesbianas, transgéneros y bisexuales, "somos personas normales, como cualquiera. No somos aberraciones de la naturaleza ni engendros del diablo. Somos seres pensantes, profesionistas, estudiantes, obreros, amas de casa, que todos los días nos esforzamos para salir adelante. Hay quienes nos discriminan porque no saben qué onda con nuestra vida. Nosotros no andamos buscando causar problemas, somos gente tranquila, que va a fiestas, al cine, a la iglesia, al súper mercado, que nos tomamos un café y que los único que pedimos es que respeten nuestras tendencias, que no nos mal vean", señala Género Gómez integrante de la agrupación Serpiente Dorada quien participó en la marcha.

Aunque esta es la segunda marcha de la comunidad gay, aun causó asombro entre los orizabeños y no obstante algunos conductores con las bocinas de sus vehículos apoyaron el desfile en el que homosexuales, con vestidos de noche, caminaron por el bulevar Miguel Alemán, otros lo hicieron a bordo de plataforma de tráileres y algunos más en autos compactos. Sin embargo, otras voces criticaron la marcha, "están enfermos" exclamaron algunos.