Sociedad y Justicia

Carecen de servicios básicos familias de 56 localidades de Tehuipango: munícipe

marzo 20, 2016

Tehuipango, Ver.- Ni la Cruzada Nacional Contra el Hambre, ni el resto de los programas asistenciales logran por lo menos disminuir las condiciones de pobreza en los municipios con mayores niveles de marginación; en este municipio, las 56 comunidades que lo integran carecen de todos los servicios básicos y con ello se demuestra que la asistencia social pública simplemente fracasó.

Los resultados de la Cruzada Contra el Hambre, reconoce el alcalde Domingo Panzo Tecpile, "no son los previstos, al menos en este municipio, pues la pobreza continua en cada una de las 56 comunidades que lo conforman. La causa de la permanencia de la pobreza es sencilla: la falta de recursos económicos inhibe la aplicación de las estrategias para abatir los cinco tipo de pobreza".

"De nada sirve que la Cruzada Contra el Hambre sea una estrategia para atacar las necesidades básicas de cada familia, si el dinero que se aplica es insuficiente para intentar solucionar las necesidades básicas y mínimas de la misma población; los alcaldes, al hacer nuestra propuesta de inversión, tomamos los datos y nos reforzamos en los diagnósticos que nos dio La Cruzada Contra el Hambre pero, insisto, el asunto es que los recursos económicos no nos alcanza".

En este municipio, "son muchas necesidades, aquí necesitamos mejorar los servicios de salud, educación, agua, vivienda, pero el dinero es insuficiente para atender todas las demandas como están en el diagnóstico", precisa.

"Se supone que todas las instituciones de gobierno tienen que invertir en este municipio, pero hasta el momento no hemos tenido los resultados como debería de ser, esperamos que por ejemplo, Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social) tendrá que levantar otro estudio y diagnóstico para ver porque la estrategia no funciona y es un hecho que en este municipio las 56 comunidades son elegibles, carecen de servicios básicos para tener una vida digna".

La carencia de los servicios básicos en las 56 comunidades, añade, "hace que la calidad de vida en la región sea bastante compleja. Hay familias enteras que no tienen servicios de agua, drenaje sanitario, alumbrado, energía eléctrica, caminos, salud, educación. Todo eso hace que las condiciones cada vez sean más complejas y hasta ahora los resultados de los programas que se tienen son muy magros".

Las condiciones de vida en esta región, además, provoca que la migración sea una de las principales fuentes de ingresos económicos.

"Hay mucha gente que se va del municipio y obtienen mejores ingresos. Cualquier cantidad económica supera a lo que se puede obtener en este lugar, hay casos en los que las familias tienen ingresos que no superan los mil pesos al mes, por eso la gente prefiere irse y obtener mejores remuneraciones. Hay casos de personas que, hace una década, se fueron a los Estados Unidos por ejemplo, y ahora su posición económica es mejor, aunque el pago de eso sea la desintegración familiar".