Política

Las batallas en el desierto: un acercamiento

marzo 07, 2016

José Emilio Pacheco en Las batallas en el desierto nos invita a realizar un recorrido por las calles de la colonia Roma de finales de los cuarenta y principios de los cincuenta. Sus letras nos van abriendo las ventanas de las viviendas, tienen esa fuerza que atrapa y engancha para observar las vidas íntimas, dan forma a una prosa creativa y sensible que nos acerca a la relación que se desarrolla entre los personajes y los objetos de las estancias, nos aclara sus anhelos y, de manera descarnada, nos devela su doble moral. Las avenidas de su novela llevan a Las Lomas del Pedregal de San Ángel, fraccionamiento exclusivo entonces recién construido. Su pluma plasma lo majestuoso de sus construcciones a través de sus descripciones se intuye la grandeza de sus orígenes, realiza bocetos de sus jardines del decorado de las estancias; y al mismo tiempo, señala los excesos de sus habitantes: una clase privilegiada que con toda comodidad disfruta del ecosistema natural y selvas artificiales, a costa de la producción de condiciones ínfimas para seres que habitan entre vericuetos defeños, vecindades invadidas por el calor humano, con casas de muros por donde se cuelan el aire frío y la pobreza acompañada de esas carencias que acaban por desintegrar hogares.

La novela Las batallas en el desierto tiene un sustento histórico; tal como lo apunta Cascón Dorado, alude a las transformaciones que se estaban presentando en la sociedad urbana, señala el enquistamiento del mercantilismo en todos los sectores sociales, muestra una etapa en la cual en la vida cotidiana de las clases medias y altas va a estar marcada por la influencia de modelos externos, sobre todo, los norteamericanos. El principio de esa alteridad que ahora nos muestra sus peores rostros.

Las letras de José Emilio Pacheco tienen el encanto de deleitar, y como lo plantea Antonio Cascón sobre la novela histórica, cumplen con una función didáctica, la cual está presente durante toda la trama; en algunos de los pasajes de forma muy cruda, tal es el caso de aquellos donde enuncia el machismo y la hipocresía social que hacen posible el desarrollo de una doble vida con consecuencias negativas para las siguientes generaciones.

José Emilio Pacheco aprehende una época a través de su experiencia y la documentación histórica, logra trascender en el tiempo, generaciones posteriores van a poder acercarse a ese periodo. Su novela nos permite comprender que algunas de las circunstancias actuales obedecen a procesos históricos, en los cuales la geopolítica y las políticas oficiales van a tener una fuerte influencia en el grueso de la vida social.

Cascón Dorado, enuncia que a partir del componente histórico se debe de realizar la clasificación de la novela histórica y proporciona dos posibilidades: una en la que se pondera el marco y se encuentra presente la reconstrucción de un momento histórico; la otra, precisamente la propia trama. Así, la crónica de Pacheco, según sus propias palabras: "Alude a la destrucción de la colonia Roma antes del terremoto de 1985", como un componente referencial de un suceso ficticio, la pérdida de la inocencia de un personaje de nombre Carlitos que enfrenta la satanización de sus padres por su primer amor, transcurre por la adolescencia, etapa vivencial del ser humano en la que muchos misterios se abren de manera dolorosa y en otras de forma sublime, propiciando un cúmulo de ilusiones y sueños que en la novela se frustran debido a que en el entorno están presentes la incomprensión, los prejuicios y la hipocresía. Este periodo de la vida humana se transforma en el centro de la trama, incluso puede representar metafóricamente la transición del país a un tiempo de vacancia.

El amor conflictivo, complejo, que algunos pueden considerarlo como imposible, es la coyuntura fundamental de la trama: alguien demasiado joven para enamorarse de la mamá de uno de sus amigos, pareja alternativa de un político que guarda una estrecha relación con el Ejecutivo federal, lo cual permite a Pacheco desentrañar la corrupción del ámbito político y la forma en la que esta práctica se refleja en la esfera privada, desde esa intimidad nos va a plantear las políticas económicas hasta llevarnos a otros escenarios en donde las pequeñas empresas están desapareciendo frente a las grandes, con capitales extranjeros, que se visibilizan a través de las marcas con nombres extraños.

En los laberintos económicos y políticos recorren las páginas de Las batallas en el desierto, Pacheco alude a todo el entramado social, incluyendo a la Iglesia; es crítico con esta institución pues nos muestra la forma en la que cumple con su función de propiciar cohesión, el escritor rastrea sus vínculos con la política, su discurso intolerante y crítico contra todo lo que puede alterar el curso del sistema político capitalista y liberal, como el comunismo, en un momento en que en el entorno internacional se desarrollaba la guerra fría.

Así, retomando a Emilio Pacheco: "Fue el año de la poliomielitis: escuelas llenas de niños con aparatos ortopédicos; de la fiebre aftosa: en todo el país fusilaban por decenas de miles reses enfermas; de las inundaciones: el centro de la ciudad se convertía otra vez en lagunas, la gente iba por las calles en lanchas...", no obstante, "México tiene forma de cornucopia o cuerno de la abundancia" y había en marcha un proceso de modernización social que incorporaba al lenguaje nuevos términos: "tenquíu, oquéi, uasamara, sherap, sorry…", y transformaba las costumbres hasta que "únicamente los pobres seguían tomando tepache y nuestros padres se habituaban al jaibol, que en principio les supo a medicina". Un periodo histórico en el que se va ampliar el modelo económico de desarrollo por la sustitución de las importaciones, confiriéndole gran peso a la industria en detrimento de otras actividades, propiciando el crecimiento de la clase media, el consumismo acelerado, etapa en la que se reafirma la identidad del mexicano sobre una construcción abstracta con diversos elementos externos, una de las etapas de modernización acelerada en México, en la cual, está presente la urbanización de diversas ciudades medias del país. Es una panorámica del sexenio de Miguel Alemán Valdés, al que podemos acceder a través de esta trama novelada que nos muestra el pasaje histórico en el que se va a instaurar la vinculación de la política oficial a la corrupción.