Sociedad y Justicia

El socavón en el río Atoyac no pudo provocarse por condiciones naturales

marzo 07, 2016

ORIZABA, VER.- La "desaparición" del río Atoyac agravará la escasez de agua en los municipios de Paso del Macho, Atoyac, Soledad de Doblado, Cuitláhuac entre otros; se calcula que al menos 20 mil familias de esa zona serán afectados; no se descarta que trabajos de fracking o incluso probables excavaciones clandestinas de ingenios azucareros, sean factores del fenómeno, "del que no hay antecedentes en el país".

El problema es sí es delicadísimo, sostiene el presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas, Graciano Illescas Téllez, habrá muchas consecuencias que van desde las ambientales como las económicas, pero antes de analizarse, opina, se debe determinar cuáles son las causas que originaron la fractura geológica que terminó por llevarse gran parte del cuerpo de agua de este río.

Una de las primeras consecuencias "y que igual es grave", señala, "es que la escasez de agua para esa zona, va a ser muy severa. Se supone que la temporada de secas ya inició, desde Noviembre, pero se prolonga hasta finales de mayo y si ya se perdió el agua en el río Atoyac, el estiaje en los siguientes tres meses va a ser mucho más grave que en otros años, se calcula que al menos unas quince mil familias de la región padecerán de la escasez de agua"

En lo económico igual habrá impactos, según considera, "el río Atoyac además es una fuente generadora de empleo hay balnearios, centros ecoturísticos, criaderos de peces y langostinos, además que las especies de peces que están en riesgo e incluso la nutria de agua ahora agrava el estatus de especie en peligro de extinción"

Esto que acaba de pasar, subraya, "mete en problemas económicos a los propietarios de balnearios así como a los pescadores; es delicado el asunto sobre todo porque una grieta de esa magnitud es un hecho muy atípico. No conozco un fenómeno parecido en todo el país".

Esa grieta, asegura, "no se pudo haber generado por condiciones naturales, ha de haber habido un tipo de obra de alguna empresa o de otro particular que pudo haber hecho excavaciones o explosiones que haya provocado la fractura en el subsuelo que se llevó el agua. Si es una fractura y de ese tamaño, el río sí está en riesgo de desaparecer".

Hay que revisar el trabajo de la industria cañera, aunque no se descarta que incluso se trate de los resultados de los trabajos de fracking que se realiza en la zona de Piedras Negras, "aunque la distancia en kilómetros es bastante, cerca de doscientos entre un punto y otro, en el subsuelo es mucho más fácil porque puede haber sótanos, cavernas que en cierta forma se debilitan y hacen lo mismo con el resto, es un fenómeno en serie. No sabemos cómo está el subsuelo".

Las explicaciones oficiales con las que se intenta responder a este fenómeno, son poco creíbles, no se trata sólo de la escasez de agua, sino que hay otras causas que ocasionaron este problema", lo que ahora se debe de hacer, señala, "es analizar qué tipo de obra civil tenemos que hacer para tapar la fractura. El destino del agua, es hasta el momento desconocido, se supone que debe tener una salida, pero se requiere de estudios geológicos, porque para que se haya abierto una grieta de ese tamaño mínimo se tuvo que haber generado un terremoto y no hay nada de eso.