Política

Escenarios: *Intolerable inseguridad *Bermúdez, el intocable *Espías por todos lados

marzo 07, 2016

1.- Viñetas en el Veracruz de Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública: el jueves 3 de marzo, la señora María Elena Gutiérrez, de 65 años de edad, dueña del restaurante "Antojitos Boca del Río", pasó a una sucursal bancaria en el puerto jarocho a la altura de la calle Simón Bolívar. Entonces, los malandros la detectaron. Y la siguieron en una motocicleta. Ella llevaba su mascota a una clínica veterinaria. En el fraccionamiento Zaragoza, en la calle Héroes de Puebla, esquina con Luz Nava, casi casi el centro histórico jarocho, le dieron alcance, y/o mejor dicho, se fueron contra ella cuando el chofer, Omar Santos, se estacionaba. Uno de los malosos se acercó y abrió la puerta del copiloto y se fue sobre la señora para robar su bolso. Y forcejearon. Y el malandro disparó contra ella y el chofer. Y ella, murió. Y él quedó herido. La cámara fílmica de seguridad en la vía pública registró que el asaltante se alejó a la moto donde lo esperaba su cómplice. Y huyeron.

El Veracruz de Javier Duarte: vas al banco, sacas unos centavitos para tus emergencias, los malandros te detectan, te siguen y en un momento determinado se van contra ti y te roban, y lo peor, te matan. Vas a la plaza comercial a comprar el itacate del día y en el estacionamiento te asaltan y se llevan los alimentos. Andas en la calle y una bala perdida puede segar tu vida. Vas a la disco y si de pronto, tú, chica joven y fresquecita, le gustas a un maloso que ahí suelen llegar, te secuestra y engrosas la lista de los mil 200 desaparecidos en Veracruz.

Entonces, aparece el hermano gemelo de Bermúdez, el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, con la impunidad. Y, por añadidura, JD… descarrilado en su prestigio con su Estado de Derecho.

2.- El mismo día en las redes sociales circula la fotografía de una chica de nombre Soledad Santiago, anexada una leyenda en que el Comité Universitario de Lucha (de la UV), anuncia al mundo la versión jarocha de la Mata-Hari de Bermúdez. Es decir, el espionaje en su más alta dimensión que recuerda, cierto, la guerra sucia de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría en México, pero también la Rusia de José Stalin, y la de otros sátrapas de la historia.

Soledad Santiago fue filtrada en el área de Humanidades de la UV, la unidad más contestataria, más crítica, más participativa, como una estudiante más que, por supuesto, nunca estudiaba ni alumno existía que la identificara como compañera de pupitre. Se filtró en el área del comedor de la UV. Y su objetivo, por encargo de Bermúdez, era identificar a los estudiantes revoltosos.

La madrugada del 5 de junio de 2015, Soledad Santiago alcanzó la más alta eficiencia, cuando avisó a Bermúdez y/o a su equipo estelar que unos chicos estaban reunidos en un departamento cerca, por cierto, de las oficinas del CDE del PRI. Y la policía con personas enmascaradas cayó encima de ellos. Todos fueron golpeados, heridos, enviados al hospital, detenidos, menos una. Soledad Santiago, claro.

Bermúdez metiéndose en la cocina de la protesta social en Veracruz para defender a Javier Duarte de una conjura internacional que pretende desestabilizar su gobierno. Todo, dirían los bermudistas, por servir a Veracruz encarnado en el góber tuitero. Tal cual, ninguna duda hay que de las personas incómodas al duartismo son vigiladas, incluso, a través de mujeres espías que de pronto se hacen pasar como ángeles de la pureza. A eso ha llegado el defeño Arturo Bermúdez.

3.- El espionaje policiaco es sólo, apenas, apenitas, una parte del llamado sexenio próspero. También hay espionaje político. Por ejemplo: según el secretario General del CDE del PRD, Jorge Flores, el duartismo, y también, dice, Héctor Yunes Landa, tienen como espías a Freddy Ayala y Enrique Romero Aquino, quien fue presidente del CDE del sol amarillo, y su diputado local y su coordinador de la bancada perredista en el Congreso. Freddy Ayala es el mismito que en 1998 con Érick Lagos treparon al barco de Ignacio Morales Lechuga como candidato independiente a gobernador ante el priísta Miguel Alemán. Y que unas semanas después, se dieron cuenta de su error y se bajaran del barco sin decir adiós, y mientras Lagos Hernández se fue con el PRI de Fidel Herrera, Freddy Ayala terminó en el PRD.

Desde entonces, ambos han caminado juntos, conscientes de la realidad descubierta por César "El tlacuache" Garizurieta, de que "vivir fuera del presupuesto es vivir en el error". Romero Aquino, ex presidente municipal de Camerino Z. Mendoza, ex presidente del CDE del PRI, ex diputado local y ex perredista, reapareció de pronto con Elías Miguel Moreno Brizuela como aspirante a la candidatura independiente de la minigubernatura, y ahora lo señalan como el espía de JD y Héctor Yunes en el PRD. Espías en Seguridad Pública. Espías en el CDE del PRI. Espías en la oficina del gobernador. Espías en Comunicación Social. Espías sabrá la astróloga en cuántas secretarías más. A tono, pues, con las grandes ligas de la historia cuando en nombre del Estado de Derecho, todo se vale, como en la guerra y en el amor, dijera el clásico.

4.- Por eso, y ante la fragilidad del duartismo en materia de seguridad, cae bien en el ánimo electoral que el Yunes azul se reúna con expertos de Israel y Estados Unidos para armar un plan de seguridad en Veracruz, a partir del mes de diciembre 2016, si es que gana en las urnas.

Desde su tiempo en la secretaría General de Gobierno, donde fue vicegobernador con Patricio Chirinos Calero, los israelitas son sus cuates, pues fueron sus clientes. Ahora, con más ganas le entrará, porque ya los conoce. Y entonces, y como dijera el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, el Yunes azul repetirá el mismo estribillo: "Apenas tomé posesión… los carteles salieron huyendo de Veracruz".