Política

Detuvo Pemex obras en ejecución en el sur; empieza a cimbrar "austeridad" al sector de la construcción

marzo 07, 2016

Coatzacoalcos, Ver.- Los constructores del sur de Veracruz están preocupados, ya que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha cancelado al menos cinco obras que estaban en ejecución en los Complejos Pajaritos y Cangrejera, debido a su programa de austeridad.

Jaime Morales Silva, presidente de la Delegación Sur de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), dio a conocer que el recorte de 100 mil millones de pesos que sufrió la empresa productiva del Estado afecta directamente al área de petroquímica, parando proyectos que estaban en ejecución.

Manifestó que es insólito que la empresa haya cancelado los trabajos de mantenimiento y construcción, aun cuando en muchos casos los proyectos están a medias, lo que puede afectar físicamente las inversiones.

Detalló que los sectores de la construcción y comercial de las zonas petroleras, principalmente las del sureste del país, se verán severamente afectadas por estos paros de obras y pondrá en riesgo la estabilidad de muchas de las empresas.

En el caso del sector de la construcción, manifestó que este recorte, le afectó de manera directa a 20% de los socios de CMIC en la región de Coatzacoalcos, los cuales participaban en las reparaciones. "Ya se tienen noticias de al menos cuatro socios de cámara a los que Pemex ya les recortó el trabajo o les canceló obras previa liquidación por las medidas que tomó la empresa".

El líder camaral expuso que la empresa les anticipó la terminación de la relación de los contratos que tenían para este año, dejando inconclusas muchas de las obras como son construcción de talleres y reparaciones de plantas.

"De pronto Pemex viene y nos dice que no hay más obra, que se tiene que liquidar, eso primero nos deja sin trabajo para lo que resta del año y nosotros también nos quedamos sin medios para emplear a quienes por lo regular les damos ocupación".

Debido a la cancelación de las obras en estos primeros dos meses del año los constructores han tenido que recortar su personal para poder mantenerse sin cerrar, al menos hasta que se vea una pequeña recuperación en los precios del petróleo.