Política

JDO desprecia ley y educación al no pagar a UV y tecnológicos: AN

marzo 07, 2016

El gobierno estatal muestra un total desprecio y desinterés por respetar la ley y por la educación superior, al no pagar un solo peso del adeudo que mantiene con la Universidad Veracruzana (UV), ni a los institutos tecnológicos de la entidad, y por el contrario hacer crecer cada vez más ese pasivo, mencionó el diputado local Domingo Bahena Corbalá.

"La situación por la que atraviesa la UV es sólo un ejemplo de la corrupción, ilegalidad y falta de interés del gobierno veracruzano por la educación pública, y el colmo es que todavía se indignan y dicen que es una campaña electorera en su contra", expresó.

A un mes de que la UV interpusiera una denuncia penal por incumplimiento en los recursos, siguen sin calendarizarse los pagos y no se visualiza fin al conflicto, lo cual evidencia al gobernador Javier Duarte de Ochoa como un mandatario que viola la ley.

El legislador local condenó que a esta problemática también se le suma la deuda de 900 millones de pesos que se mantiene con la Federación de Sindicatos de Educación Tecnológica, lo cual demuestra que la educación no es prioridad del gobierno estatal.

Recordó que fue el secretario general, Fernando González Rivas, quien acusó la retención de recursos a los tecnológicos, que ha provocado una falta de crecimiento en infraestructura, de norte a sur del estado.

Bahena Corbalá indicó que de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), uno de los rubros donde Veracruz presenta más irregularidades es en los recursos etiquetados para educación, por lo que no dudó que desde el inicio del sexenio se hayan desviado los fondos.

Han sido muchos los recursos erogados pero pocos los resultados en programas educativos de la entidad, y mucho incide la forma en que se han dejado de aplicar; en este contexto abogó por una adecuada fiscalización y un esquema unificado de rendición de cuentas.

Por ello exigió que paguen de inmediato no sólo el adeudo registrado, sino con todo y los intereses que ha acumulado desde hace varios años, pues no existe justificación para que ocurra esta situación.