Sociedad y Justicia

Con estudios caducos pretende Anaversa retomar trabajos en el terreno afectado

marzo 03, 2016

Córdoba, Ver.- Un día después de lo acordado y con unos documentos sin validez se presentó el representante legal de la empresa Dragón, mejor conocida como Anaversa, con los cuales pretende avalar la inocuidad de los materiales a fin de que se les permita retomar trabajos en ese predio, sin embargo, se trata de estudios que perdieron validez pues datan de 1995.

A casi una semana de que se cancelara la obra de demolición por parte del área de Asentamientos Humanos, el representante legal de la empresa, Federico Garmendia Carvajal, se presentó ayer miércoles (un día después de lo acordado), y entregó al funcionario municipal un compendio de alrededor de 95 hojas correspondientes a cinco diferentes estudios hechos por el laboratorio Del Chopo en la Ciudad de México, y aun cuando éste sigue funcionando, el problema es que no se trata de estudios actuales y que, además, en su momento dejaron que desear a los activistas de los afectados por Anaversa, al no considerarlos confiables.

Las autoridades municipales tienen un plazo de quince días para analizarlos y en consecuencia determinar si son confiables o no, de ser positivo el dictamen, entonces se liberará el permiso a la empresa para realizar actividades dentro del predio.

Castilla Mollado, jefe de Asentamientos Humanos, recordó que todos los estudios de este tipo tienen generalmente una vigencia de cinco años, por lo que es altamente posible que los estudios presentados por la empresa ya no tengan validez, además de ello, dijo, se tendrá que verificar su confiabilidad.

Mientras tanto, la obra seguirá cancelada, pero además el municipio considera que los desechos no están libres de tóxicos, por ende, lo que sigue será hacer el rastreo de la empresa encargada de hacer el traslado de los escombros para conocer su paradero, ya que mientras no haya un documento que avale que la zona está libre de contaminación, existe un riesgo.

El funcionario manifestó curioso que las excavadoras que hace días hicieron el trabajo en este predio no contaban con una razón social, tampoco eran conocidas para ellos, pues dentro de su área saben cuántas empresas de este giro existen, y éstos no les eran conocidos.

Pidieron a los empresarios que hagan de su conocimiento el nombre de esta empresa, de tal forma que Garmendia Carvajal se comprometió a dar el nombre éste jueves, caso contrario el municipio inicia con el rastreo.

Hasta el momento, el sitio se considera un pasivo ambiental, para el cual existen leyes específicas actuales, por lo que sólo la Secretaría de Medio Ambiente podrá determinar el estado del predio.