Sociedad y Justicia

Manipularon resultados de las pruebas para dividir al magisterio, estima CNTE

marzo 03, 2016

Orizaba, Ver.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acusa que la Secretaría de Educación Pública (SEP), pudo haber manipulado los resultados de la evaluación educativa, "para dividir al magisterio nacional" y además para intentar minar el movimiento en contra de la reforma educativa; de paso, provoca la discriminación en contra de maestros que no superaron la fase de pruebas.

La evaluación magisterial, señala Maximino Jiménez Antonio, integrante de la CNTE en la zona centro del estado, lo único que provocó fue divisionismo entre los mismos docentes del estado y del país, "a unos maestros les asignaron un resultado que los ubica como destacados para que vivan agradecidos y aboguen a favor del régimen, necesitaban, con el examen, confirmar que son los mejores maestros. Por ello ganarán más dinero". A otros profesores, enfatiza, "los ubicaron con resultados que sólo son buenos que les permitirán decir ‘ya me salvé, me faltó un punto para recibir el incremento, estudiando un poco más, en la próxima sí lo alcanzaré’, pero a otro grupo le dijeron que requiere capacitación, es la mayoría, aunque tienen el consuelo de que su trabajo no está en riesgo, se salvaron".

Pero hay un cuarto grupo al que le van a vender la idea de que aún tienen la oportunidad de mantener su fuente de trabajo, "ellos forman un grupo condicionado pero como no son tantos y moralmente se encuentran disminuidos con sus resultados, no tendrán la fuerza para protestar, ni el apoyo de los que ya se salvaron. Es más, algunos de sus propios compañeros los señalarán. Van a dejar sin sustento a las familias de un grupo de docentes".

Incluso, ante los mismos compañeros, "ellos serán calificados como ineficaces e incluso se les considerará necesario sacrificar, pero no leerán que a esos maestros, en su mayoría disidentes del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación), son el punto con el cual la autoridad laboral pretende dividir más la unidad magisterial, son los que no se sometieron".

El plan que aplica el gobierno federal, acusa, "es una estrategia burda para imponer el nuevo régimen en la educación. Los del gobierno determinaron los grupos, acomodando las cifras de forma maquiavélica, calculadora y administrando los riesgos. Para dividirnos, para atenuar la inconformidad, para evitar las movilizaciones de los maestros, para desarticular las movilizaciones de los docentes en todo el país".

Sin embargo la CNTE, señala, "no caerá en el juego aunque lo intente no podrá dividirnos, ni convencernos de que esta reforma es lo que necesita el país. Nosotros estamos convencidos que se trata de una política de recursos humanos, de una modificación laboral de nuestro contrato que pretende despojarnos de derechos constitucionales, independientemente de estos resultados, los maestros seguiremos unidos y oponiéndonos a lo que el grupo gobernante integrado por la clase política y los tecnócratas, están haciendo".

Jiménez Antonio expone que sus reformas estructurales ya no se van a poder desarrollar, "ustedes llevaron la economía de nuestro país a la crisis y al despeñadero, el auge que anunciaron con la venta del petróleo fue mentira, pero lo están haciendo mal, manipularon los resultados de la evaluación docente a su conveniencia y casi simultáneamente impusieron el otro cambio, el de la escuela al centro, para organizar lo administrativo y el organigrama de las escuelas".

Aseguró que conocen perfectamente que con estos dos asuntos no pusieron la escuela como prioridad, ni a los docentes, "lo que pusieron al centro fue el próximo proceso electoral y su interés por no perder en ellas el poder, no mordimos el anzuelo, la conciencia crítica del profesorado se seguirá oponiendo a la reforma educativa, a las otras reformas y a la injusticia de su gobierno, nos vamos a seguir organizando".