Política

De pasar enmienda, llevará el Sitteba su lucha hasta el SCJN, dice Islas Chagoya

febrero 23, 2016

Si el gobierno estatal y el Congreso local deciden reformar de cualquier forma la Ley de Pensiones en perjuicio de los derechohabientes el Sindicato Independiente de Trabajadores del Telebachillerato y Servicios Educativos (Sitteba) procederá por la vía legal y, de ser necesario, llegará hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para echarla abajo, mencionó el dirigente Eliseo Islas Chagoya.

Aunque reconoció que esos deben ser los cauces para echar abajo una reforma a la Ley de Pensiones, no descartó la posibilidad de también participar en las movilizaciones pero las canalizarían en los lugares e instancias adecuadas, como sería la casa del gobernador Javier Duarte de Ochoa; la del director del IPE, Octavio Gil y en el Congreso local.

"Creemos que no es cerrando la calle Enríquez como seremos escuchados, porque además causamos una afectación a los xalapeños, así que mejor iremos a protestar a donde seremos escuchados y atendidos", expresó.

El dirigente del Sitteba estimó que de ser aprobada la iniciativa de reformas a la Ley de Pensiones del Estado, sobre todo en lo relativo al artículo 98 vendría a ser la estocada final de la administración al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), y acabaría de un tajo con un logro ganado por los trabajadores estatales.

"Sabemos que es una lucha complicada porque no podemos incidir en la votación de los diputados, que seguramente tienen la consigna de votar en favor de la iniciativa del Ejecutivo del Estado, por ello necesitamos hacer conciencia de lo que implica esta reforma y elegir correctamente a quienes serán nuestros representantes populares próximamente", expresó.

Frente a este panorama, dijo que tendrán que llevar a cabo su lucha y resistencia por la vía judicial y aseguró que llegarán hasta las últimas consecuencias, pues no permitirán que se afecte a los derechohabientes del IPE.

Sostuvo que la reforma afecta en primera instancia a los trabajadores municipales, a aquellos que trabajan para organismos descentralizados, después a los que laboran en los organismos autónomos, como la UV y finalmente al magisterio.

Señaló que en el caso de los empleados municipales, a través del contralor interno, difícilmente reportan mes con mes la aportación que deben dar al IPE, entonces hay un desorden en ello y ese desorden debe componerse, pero a través de otras estrategias y no de esta reforma; en el caso de la UV, se tiene un déficit desde hace más de tres años y éste se tendría que tomar en cuenta para un futuro presupuesto que en estos momentos no podría ser porque hay un déficit previo, el cual podría aumentar hasta la exageración.