La naturaleza se enfurece con los que menos tienen: habitantes de La Perla
enero 15, 2016 | Fernando Inés Carmona

La Perla, Ver.- Aquí, en uno de los municipios con mayores índices de pobreza del estado, la naturaleza se ensaña con los que menos tienen, las nevadas que se registraron este miércoles y jueves, agravan las condiciones de precariedad de las familias de las comunidades del Pico de Orizaba, la "quema" de sus cultivos por la nieve les canceló la posibilidad de venta de sus productos agrícolas.

José Elizoldo, habitante de la comunidad de San Miguel Chinela a tres mil doscientos metros de altura sobre el nivel del mar lamenta, que de nuevo, la naturaleza se enfurezca con los que menos tiene, "la nieve nos quemó las tierritas. Va a ser muy poco lo que podamos vender", exclama.

En esta región, que se ubica a casi dos horas de la ciudad de Orizaba, desde hace por lo menos un lustro no nevaba, "sí había heladas, pero no nevadas. Ahora nos tocó y ni modo hay que buscar la forma de reponernos".

La nevada, platica, "empezó al mediodía (del miércoles pasado), primero había mucha neblina y corría viento pero después empezó la nevada, nada podemos hacer por rescatar los cultivos" puntualiza.

Los daños en el campo, al menos en diez comunidades tan sólo de este municipio, son grave. Hay familias enteras que sobreviven con la venta de los productos como lo es papa, maíz, frijol, flor y follaje, "pero ahora gran parte se quemó por la nevada".

Lo bueno de todo, confía, "es que no tenemos gente que se haya enfermado por la nevada, hay muchos niños que no tienen ropa suficiente para aguantar el frío, pero qué le vamos hacer"; y es que aunque la coordinación de protección civil en su momento distribuyó ropa de abrigo así como colchonetas y cobertores, son insuficientes para responder a los reclamos que se tienen.

La dieta de los habitantes de esta zona se reduce a frijoles, tortillas, café y chile, en ocasiones un trozo de carne, la mayoría de la población no tiene ropa adecuada para enfrentar la temporada invernal.

Este jueves, el termómetro al mediodía marcaba un grado sobre cero, pero por la noche se esperaba el registro de una nueva nevada, de hecho el pico de Orizaba de plano desapareció debido a que un grueso banco de nubes lo tapó durante todo el día.

Las fotos del día