Política

Se propaga robo dentro de iglesias; tienen que adquirir vigilancia: cura

enero 19, 2015

Córdoba, Ver.- Sumado a la seguridad que ha reforzado el Mando Único en la parroquia, autoridades eclesiásticas no descartaron reforzar la seguridad en la parroquia externa. A decir del sacerdote, Lázaro Padró Evangelista, durante los últimos 12 días se han registrado robos, lo cual no sucedía anteriormente, y cuando se llegaban a dar robos era en el atrio de la parroquia, ahora ya es con mayor frecuencia y en su interior.

A fin de evitarlo, el presbítero reconoció que el contratar esta vigilancia externa tiene un costo a la iglesia, sin embargo, es necesaria ante los últimos asaltos, por lo que estudian la posibilidad de apoyarse con grupos parroquiales a fin de encontrar una estrategia de combate a la delincuencia.

La inseguridad que vive la iglesia dijo, es de conocimiento público, pues en los últimos 12 días se han incrementado los asaltos, de ahí que el Mando Único reforzó ya la vigilancia dentro de la iglesia, no obstante, considera que aún falta más por hacer para garantizar la seguridad de los feligreses.

Elementos del Mando Único están en disposición de aplicar una estrategia a fin de ofrecer el apoyo necesario, de tal forma que incluso en un trabajo coordinado, las autoridades eclesiásticas entregaron la identificación de los presuntos delincuentes que en los últimos días han intimidado a los católicos. Se tiene conocimiento de que los delincuentes aprovechan la misa de 7 de la mañana o por la noche, cuando hay menos gente y así cometen el delito.

Por su parte la parroquia se organiza con el resto de los grupos parroquiales con los cuales se han distribuido en diversos horarios a fin de garantizar la seguridad de feligreses, pues ahuyentaran al delincuente al dar cuenta que existe más gente observando. Esto además de las 14 cámaras con las que cuenta la parroquia.

Estos mecanismos de seguridad serán replicados en todos los grupos parroquiales a fin de resguardarse de la delincuencia, estos grupos de encargarán de dar aviso a los feligreses a que cuiden sus pertenencias, puesto que la delincuencia ya no está respetando ni siquiera los lugares sagrados.

El párroco lamentó que la ola delictiva que se reporta en la zona centro ya este traspasando límites y llegando a los recintos, por lo que en este caso, tomarán sus propias acciones a fin de prevenirse.