Política

Dará Congreso carpetazo a “ley antiaborto”; fracasan las políticas públicas en prevención

enero 19, 2015

Con la entrega de la propuesta de la llamada “ley antiaborto” o “para promover la vida” por parte de grupos conservadores al Congreso local, se retoma la polémica estancada por más de un lustro en el estado, que más allá de cuestiones ideológicas o morales, revela las fallas en políticas públicas y acciones preventivas de las dependencias de salud y educación en embarazo de adolescentes y sus probables riesgos; investigadores prevén que el Pleno legislativo dé carpetazo a la iniciativa ciudadana.

La solicitud señala que se reforme la Carta Magna agregándole al artículo cuarto constitucional “El estado garantizará el derecho a la vida desde el momento de la concepción, como valor primordial que sustenta el ejercicio de los demás derechos del individuo. La ley determinará los casos de excepción a la protección de la vida del no nacido”, e intenta agravar las penalizaciones por la práctica del aborto.

En entrevista para La Jornada Veracruz, Manuel Reyna Muñoz, del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) de la Universidad Veracruzana (UV), manifestó que la Iglesia –representada en este caso durante la entrega por líderes católicos José Manuel Suazo Reyes, Agustín Basilio de la Vega, y la organización no gubernamental (ONG) Sí Vida, entre otros– busca hallar un resquicio en la Constitución para plantear otra vez la iniciativa.

Hipólito Rodríguez Herrero, del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Golfo, expone que los artículos tercero y cuarto de la Constitución siempre han sido motivo de discusión entre los grupos sociales que son conservadores o que desean reducir el aspecto laico del Estado.

“Desde el siglo XIX en México hay una disputa sobre la separación entre Iglesia y el Estado, la cual ha tenido momentos álgidos; en épocas recientes Carlos Salinas de Gortari cambió el rol que desempeña la religión y se les dio más oportunidades a ciertos sectores para participar en la vida social y política del país, de modo que hay una creciente presencia de grupos que buscan modificar estos artículos”, señaló.

Por otra parte, sobre el contexto actual en Veracruz, explicó que las materias de educación, salud y familia son los aspectos en los que la Iglesia ha tratado de tener mayor injerencia, sin embargo, el catolicismo, antes religión predominante en México, ha perdido adeptos en las últimas décadas y, por ende, dado paso a la reducción de su influencia.

Opinó que los partidos políticos han abandonado sus lineamientos doctrinarios e ideológicos para complacer a ciertos grupos y tener más votos, pero no necesariamente protegen los intereses de éstos, tal es el caso del Partido Acción Nacional (PRI), “antes defendía los principios liberales siguiendo las lecciones de Juárez, exigiendo una clara separación de Iglesia-Estado y que después, con el propósito de seguir teniendo el apoyo de ésta en los procesos electorales acepta la presión de la Iglesia católica para que siga vigente un tipo de regulaciones que no toma en cuenta a quien verdaderamente es afectada en el tema de la interrupción del embarazo: las mujeres”, dijo.

Pese a que la iniciativa entregada la semana pasada en el Congreso cuenta con más de 28 mil firmas, Reyna rechazó que sea discutida: “yo creo que no, porque es un tema ajeno al PRI, al gobernador de la entidad, y entonces va a operar el mecanismo de control de que ‘lo recibo y allí lo dejo’ como tantas otras cosas”.

Asimismo, Rodríguez Herrero indica que durante el sexenio de Fidel Herrera Beltrán se atrajo la polémica en el Congreso local, sin embargo la reacción social y el contexto de Veracruz para retomar el tema de la llamada “ley antiaborto” es muy distinto, “Fidel Herrera es el clásico político priísta –resaltó– por lo que caracteriza al partido, el autoritarismo, que no consulta a la sociedad, que no propicia debates democráticos, entonces hacen acuerdos de cúpula, ‘en lo oscurito’, y Fidel Herrera tomaba decisiones de ese tipo, consideraba al Congreso como si fuera su patrimonio personal”.

Consideró que los diputados del PRI no construyen políticas con relación a sus electores, sino que deciden en relación con quién es el jefe del partido, “ésa es la actitud que prevalece en los enclaves autoritarios”, dijo.

No obstante, aseveró, con la administración actual se espera una reacción más severa en el pleno, “sí, porque mientras que Fidel Herrera, como buen político podía tener cierto margen de libertad para tomar sus decisiones, Duarte es peor, es completamente conservador: prohíbe que haya medios de comunicación libres, censura a la gente que usa el Twitter, desestima las condiciones de precariedad, realmente podemos esperar lo peor”, consideró.

Planteó que si los diputados conservadores, sobre todo PRI y Acción Nacional (PAN), evitan abordar la discusión sobre la iniciativa, no pasará nada, pero eso revela el gran divorcio que existe entre la clase política y la sociedad agraviada, “los políticos carecen de credibilidad, son poco representativos, adquieren sus posiciones por procesos de manipulación y no representan realmente el sentir de la gente; entonces seguramente van a plegarse a instrucciones del gobernador o del presidente de la República”.

Manuel Reyna también aseguró que durante el sexenio de Herrera Beltrán había más posibilidades de discutirse porque, “por la personalidad de Fidel, que podía jugar con las iglesias, podía acercarse a curas y no curas, aquí y allá le pedían, pero ahora lo que vemos es un gobernador que está encerradito, únicamente sale cuando debe hacerlo pero está alejado un poco de la sociedad y menos en un año de elecciones, yo creo que no va a prosperar, no le van a dar mucha importancia”.

Fallas en políticas públicas

De acuerdo con estudios de la Unidad de Medicina de Investigación del Adolescente del Instituto Nacional de Perinatología (Inper) de marzo 2014, Veracruz ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en porcentaje de jóvenes de 12 a 19 años de edad con vida sexual temprana que han estado embarazadas alguna vez, con 67.5 por ciento, sólo por debajo de Chiapas (73 por ciento), Nayarit (70.3 por ciento) y Michoacán (68.6 por ciento).

Según un informe de la Secretaría de Salud estatal en 2014 la proporción en jovencitas y niñas embarazadas atendidas por esta dependencia en la entidad va en aumento, donde destaca a Xalapa y Veracruz con 33 y 28 por ciento respectivamente.

Los datos más recientes (censo 2010, cada 10 años) emitidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que actualmente el embarazo en adolescentes representa 19.4 por ciento del total de los nacimientos en México, lo que significa 360 mil bebés de madres adolescentes al año.

Sobre estas cifras, Reyna Muñoz expresó que es necesario que haya vigilancia por parte del gobierno del estado para evitar los problemas de salud pública en donde el servicio médico, o está en malas condiciones o está privatizado.

Por su parte Rodríguez Herrero aseguró que en promedio los jóvenes de 16 años inician su vida sexual, pero las medidas de anticoncepción para evitar embarazos no deseados, en los estratos populares, ocurren demasiado tarde, generando un círculo vicioso de pobreza y rezago educativo.

En cuanto a la existencia de clínicas donde se practica el legrado clandestino Rodríguez opina que, “por razones de salud pública es conveniente que las cosas sean transparentes, porque se encarece la práctica, la vuelve peligrosa y genera mortandad”.

Expresó que no se ha tomado en cuenta a la gente en el tema, por lo que es necesario abrirlo al debate público, ya que se desarrolla en un marco de gran ignorancia, por lo que propuso, se realicen foros con expertos en la materia, “y que no sean políticos sin información, corruptos, quienes decidan por la sociedad veracruzana”.

Llamó a las autoridades a prestar más atención en materia educativa y además instó a la clase política, a la que calificó de ignorante, conocer la materia antes de ejercer juicios: “¿Han leído algo al respecto, están informados? ¿Se han documentado? ¿Han podido consultar a los expertos, o a partir de qué deciden? No, la respuesta es que deciden con el temor de que los excomulgue el sacerdote de la esquina”.

Rechazan evangélicos aborto

En entrevista, el presidente de la Red Evangélica de Veracruz (REV) aclaró la postura del sector que representa: “Definitivamente para nosotros el todo lo que atente con la vida sea esta desde un ser que apenas es concebido, hasta cualquier atentado, muerte, asesinato nosotros estamos en contra; nosotros los evangélicos por fe y creencia y porque Dios así lo establece estamos a favor de la vida, la vida es lo más importante para Dios, la vida de un ser, de hecho Jesucristo es Vida, es donde nosotros tenemos nuestra fe arraigada y todo lo que vaya en contra de la Vida nosotros lo reprobamos”.

Trujillo Álvarez explicó que el establecer sanciones más severas no debe de ser necesario, “Si ya de por sí es un trauma para las mujeres el tener un aborto, las consecuencias psicológicas son terribles, caen en depresión, amargura, tristeza, graves, no se recuperan en muchos de los casos mentalmente, emocionalmente, si ya de por sí llevan esa carga y todavía una penalidad más, algo que las lleve a prisión, creo que es lamentable, nosotros exhortamos a que se localice a esos lugares donde se practique el aborto y con todo el peso de la ley se les castigue”.

“Estos centros clandestinos son los que provocan que algunas de ellas acudan arriesgando su vida, creo que muchas mujeres van por su preocupación, por ignorancia, porque fueron inducidas por otras personas, pero debe agudizarse la ley a quienes como médicos juraron que iban a preservar la vida y ahora muchos de ellos están haciendo lo contrario”, agregó.

De esta forma exhortó a orientar a las féminas que no aborten, que asuman las consecuencias de un descuido, “entendemos unos casos a veces hasta violación, pero es importante que traten de que ese niño nazca; nosotros estamos totalmente en contra del aborto –remarcó– en ninguna de sus maneras, modos y causas”.

En cuanto al aumento del embarazo en adolescentes, expresó: “hace falta mucha promoción en educación en este sentido, opinaríamos que hacen falta más propuestas en cuestión de salud y educación porque hay mucha ignorancia, y cuando no hay educación muchas señoritas de 13 o 14 años se están embarazando, también de los padres y en las escuelas, sobre la consecuencia de ir a la cama con otro joven”.

Fracasa prevención de SS y SEV

Miguel Ángel García Pérez, especialista en Medicina Familiar, y colaborador del Centro para el Desarrollo Humano e Integral de los Universitarios (Cendhiu), comentó que la responsabilidad de las autoridades es evitar el aborto con prevención, “la medicina ahora es preventiva, la medicina no tiene que ser curativa y si hay problemas de aborto y que toda la vida sobre legislación, qué sí hacer, qué no hacer, que no dar permiso es por los jóvenes porque las chavas desde los 14-16 años se embarazan y lo primero que hacen es eliminarlo”.

Al respecto, Maité Melissa Ramírez Villareal, licenciada en Enfermería con estudios en especializados en Pediatría y paramédico de la Cruz Roja Mexicana, destacó que la responsabilidad de la Secretaría de Salud es primordial en cuanto a la difusión, que se aterrice a todas las personas, que se cubran todas las necesidades, “Es muy importante que los programas le lleguen a todos y unificar la información que se tenga”.

García Pérez, quien también da pláticas sobre sexualidad, embarazo en adolescentes y jóvenes, métodos anticonceptivos y aborto a empresas, escuelas de nivel básico y superior de la zona, refiere que un joven que no tiene acceso a ésta información, finalmente terminará en un embarazo no deseado que conlleva al legrado.

Expresó que las dependencias de Salud no se han preocupado lo suficiente en prevenirlo, para bajar los índices que existen en la actualidad; asimismo aseguró que una chica que aborta sufrirá probables complicaciones en maternidades posteriores. “La edad ideal para embarazarse es de los 20 a los 30 años, en una mujer sana, antes de los 20 años el cuerpo no está maduro para tener un bebé, entonces ese bebé sale más chiquito, pesa menos y hay complicaciones en el mismo embarazo, sube la presión, hay más edema de pies, hay alteraciones de la glucosa, y después de los 30 años los mismos, más aparte mayor riesgo de problemas de desarrollo neuronal”, detalló el también doctor encargado del área de Fomento a la Salud del Seguro número 36 en Cardel, Veracruz.

“Las jóvenes van a tener problemas el útero, porque dependiendo del método de legrado que se utilice, casi todos son instrumentados, meter el objeto y sacar el producto cortándolo a pedazos, éste se perfora, quedan restos, se infecta, hace sepsis, no involuciona bien (regresar al tamaño normal), quedan adherencias, cicatrices, si después se quieren volver a embarazar la placenta tiene problemas, si se inserta mal, el útero se puede desgarrar, todos son factores locales, al no tener cuidados de higiene hay infecciones agregadas: genitales, de vías urinarias o por microorganismos de medio ambiente”, dijo.

Ramírez Villareal, por su parte, comentó: “Son muchos factores que influyen, es algo que tiene que ver mucho con características tanto físicas como genéticas de la persona, hay quienes después de un legrado, de una mala técnica, se afecta tanto que llegan a tener problemas en un futuro para poder concebir o que los otros bebés se mantengan, pero no es una regla, no es algo que necesariamente tenga que pasar, hay también quienes se han sometido a legrados y sí han podido después concebir”.

En cuanto a las estadísticas, García Pérez recordó que desde 2007 para el país es que el promedio de embarazo de adolescentes es de 10 mil al año y de esa cifra 5 o 6 mil llegan al aborto, sólo en este sector sin considerar patologías o situaciones agregadas, sin embargo detalló que no se pueden tener datos exactos debido a los legrados clandestinos que no se reportan.

Consultado sobre las acciones de las autoridades en materia de salud reproductiva y educación sexual y ante el alza de embarazo adolescentes, el especialista opinó que “definitivamente están fallando”, y relató el caso de una presunta asociación de jóvenes que gastó 83 millones de pesos el año pasado para hacer campañas de prevención y demás, “yo no vi nada, no me enteré de nada, conozco mucho gente en ese nivel en la ciudad (Xalapa) y nadie sabe nada”.

Puntualizó que científicamente no se consideran abortos las primeras semanas de la concepción porque es un grupo de células, “que si tomas un medicamento que no debes se va a morir y ni siquiera va a ser una personita, pudiera parecer tajante y limitado pero esa es la realidad”.

También reprobó las campañas preventivas mal enfocadas: “he visto en el quiosco del parque gente repartiendo trípticos, eso no funciona así, hay que atraer, llevar, forzar hay que hacer”, a su vez reconoció el buen trabajo implementado por las autoridades sobre bullying, “son nacionales y trabajan excelente, con capacitadores, visitadores tienen centros, es gente joven y están tremendos”.

Se dijo a favor de que se implementen recursos dirigidos, vigilados, en prevención y estudios, “no necesariamente le tienen que dar iPads a todos, pueden hacer talleres, cursos, pláticas sobre los métodos anticonceptivos porque no les vas a decir que no tengan relaciones, nadie te va a hacer caso.

Enviar el mensaje de ‘si tienes relaciones al menos cuídate, y al menos que no te embaraces’, se te va a pegar lo que quieras, porque de eso nadie se salva, pero que no traigas a la vida alguien que no te pidió nacer, que por tú irresponsabilidad nació y que por tu misma ignorancia va a tener una mala calidad de vida”.

Ramírez Villareal explicó que para tener éxito en que el mensaje llegue a todos es un trabajo en equipo multidisciplinario, “si la Secretaría de Salud se apoya de los medios para difundir información como planificación familiar, método anticonceptivos, sobre iniciar una vida sexual temprana, sería excelente que se refuerce para romper esas barreras culturales”.