Política

Sobre sitio arqueológico crean acceso vehicular y saquean; no hay vigilancia

enero 12, 2015

Poza Rica, Ver.- Ante la falta de un decreto de protección, un particular al que vecinos identifican como profesor de una escuela rural, cortó parte del cerro donde fueron encontrados los vestigios del ahora conocido sitio arqueológico Noqhla, recientemente autorizado para su apertura por el Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

A través de una denuncia ciudadana, se tuvo conocimiento que un particular, el profesor Gaudencio Salazar Santes, redujo parte del cerro comprendido dentro del polígono del sitio arqueológico para habilitar un acceso vehicular que va del camino al Pozo 298 hacia la parte posterior de su propiedad.

En un recorrido por el sitio, se puede observar que además de alterar la capa cultural en la que fueron encontrados los vestigios y destruir el contexto arqueológico, han comenzado a acumular desechos de construcción, como ladrillos y azulejos, además de basura corriente.

Lo anterior se presenta a días de haberse autorizado el plan de apertura por parte del Consejo de Arqueología del INAH, justo en el proceso de búsqueda del financiamiento de los 3 millones de pesos que se requieren para la primera etapa del proyecto de rescate de las estructuras.

Anteriormente el sitio había sufrido afectaciones durante la nivelación del terreno realizada por la empresa Idimsa, que pretendía la edificación de una zona habitacional y comercial en el predio.

Posteriormente se han presentado actos de saqueo de parte de algunas personas que han realizado excavaciones clandestinas, propiciado principalmente por la falta de un cercado perimetral o de vigilancia en la zona.