Trabajadores sindicalizados ya no aguantan al delegado de Profepa
noviembre 28, 2014 | Agencias

Personal sindicalizado y de confianza de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se manifestó a las afueras de la delegación, cerrando la calle de 5 de febrero, para denunciar los malos tratos y amenazas que han sufrido de parte del delegado Eduardo Aubry de Castro.

El personal colgó mantas y cerró la calle para exigir la intervención de las oficinas centrales de la dependencia, pues aseguran que incluso la dirigencia del sindicato está coludida para solapar los malos tratos.

Las y los trabajadores pidieron que se reservara su identidad, pues han recibido amenazas directas de parte del Delegado, quien les ha dicho que los podría correr e incluso inhabilitar si continuaban con las protestas, pues ya con anterioridad habían presentado un documento firmado por más de 100 personas, con el que le manifestaban sus inconformidades y exigían un freno al trato que se les estaba dando.

En entrevista explicaron que tanto el personal sindicalizado como el de confianza ha sido víctima de gritos, malos tratos, amenazas e incluso intimidaciones a través de cambios de adscripción y hasta descuentos, lo que ha generado malestar.

Insistieron en que el delegado se presenta a trabajar después del mediodía y se va antes de las 18:00 horas, por lo que es el personal el que tiene que sacar toda la carga de trabajo sin la dirección del funcionario.

Dieron a conocer que incluso de parte del sindicato de la Semarnat, al que se encuentran afiliados como parte del sector, ha habido actos de intimidación, pues acusaron que Ricardo Morales, secretario general de la Sección 55 de dicha organización, está del lado del delegado.

Por ello pidieron la intervención de las oficinas centrales de la Procuraduría, pues temen por sus plazas de trabajo e incluso por sus ingresos económicos.

Las fotos del día