Exigen ejidatarios a Pemex que central de turbinas frene operación por riesgos
noviembre 28, 2014 | Édgar Escamilla

Papantla, Ver.- “Desde 1995, Pemex (Petróleos Mexicanos) destruye, explota y contamina a la comunidad de Emiliano Zapata. ¡Exigimos cumpla los acuerdos!”, se leía en la manta que atravesaron los ejidatarios a lo ancho de la carretera Poza Rica-Martínez de la Torre. Cansados de no poder dormir por el riesgo que les representa la quema controlada que realiza la empresa productiva del Estado en la Chimenea de la Central de Turbinas San Andrés, ubicada dentro de ese núcleo poblacional.

Desde el lunes pasado, el fuerte ruido proveniente del quemador y la llama que se eleva por varios metros en el aire, no ha permitido el descanso de los habitantes de esta comunidad rural del municipio de Papantla.

Durante el día, el sonido es tal que no permite siquiera la conversación entre personas, y sus efectos comienzan a palparse en el ánimo de la población.

Cansados de esta situación, tras una reunión en el auditorio de la comunidad; los ejidatarios, encabezados por el agente municipal, Gumercindo González decidieron bloquear los accesos a las instalaciones petroleras y apostarse sobre la carretera Poza Rica-San Andrés.

No fue sino hasta el mediodía, cuando gestores de Petróleos Mexicanos hicieron acto de presencia para tratar de liberar los accesos; sin embargo, los pobladores se negaron a tal acción, demandando la presencia de un funcionario de alto rango dentro de la empresa, que pudiera darles una solución concreta.

En la víspera Pemex, a través de un comunicado, informó que la quema que se ha realizado durante esta semana, obedece a medidas de seguridad y operación implementadas por la sustitución de un tramo del gasoducto que va de la Central de Turbinas San Andrés, al Complejo Procesador de Gas Poza Rica.

“Como parte de los procedimientos de seguridad, se requiere enviar gas a los quemadores de las baterías de Separación San Andrés I, II, III y IV, Hallazgo I y II y Cerro del Carbón, así como en la Central Turbinas San Andrés, lo que provoca desfogues controlados a la atmosfera”, puntualiza el comunicado.

Sin embargo, la empresa advierte que dichos trabajos continuarán hasta el próximo 2 de diciembre, sin que esto “represente riesgo para la población”.

Las fotos del día