Política

Discrimina PRI a minorías militantes; les atajan caravana antes de llegar a Xalapa

octubre 07, 2014

Ciudadanos que se manifestaron en la capital del estado se quejaron de la discriminación que hace el gobierno, ya que dijeron pertenecer al PRI, pero sólo le hace caso a dos organizaciones priístas: los 400 Pueblos y Antorcha Campesina, por lo que mujeres que llegaron de Córdoba amenazaban con desnudarse para que les resolvieran sus peticiones, mientras que locatarios del mercado de Tlapacoyan también pedían que el gobernador les cumpliera sus promesas de campaña: reconstruir su mercado. Los dos grupos también sufrieron de retención de autobuses unos se quedaron varados en Banderilla y otros cerca de Coatepec, pero ambos coincidieron en gritar, “¡qué cumpla Duarte!”.

Los manifestantes se dijeron priístas, pero mostraron descontento ya que dicen le ayudaron durante su campaña, unos votando por él desde cuando fue candidato a diputado federal por el distrito de Córdoba y los otros cuando fue candidato al gobierno del estado.

“Dice que vamos para adelante pues a ver, queremos ir para adelante”, agregó Rocío Villa, otra de las quejosas, quien pidió que les hagan el mercado con 200 locales, “tres años tenemos que se incendió el mercado y no se ha hecho nada, por eso nos manifestamos. En Banderilla detuvieron siete camiones”.

María Guzmán reprochó que ellos ayudaron a ganar la gubernatura, “nos prometió que nos ayudaría, pero fue mentira, sólo ayuda a unos grupos priístas como los 400 Pueblos, mientras que a nosotros sólo nos dejó con muros de contención”.

Bloqueando el cruce de Enríquez con Lucio y Leandro Valle, se manifestaba un pequeño grupo de las organizaciones Colonos Unidos Adelante, Familias Unidas a la Vanguardia, Movimiento Urbano Progresista de Córdoba y la Isla, también con peticiones y lamentándose que el gobierno los margine y no los trate igual que a otros sectores del tricolor.

“Vemos con desencanto y con tristeza que haya unas organizaciones que el gobierno les cumple y nada más porque vienen, brincan y gritan y se encueran, entonces nosotros vamos a hacer lo mismo”, dijo María Chávez Jiménez.

La solicitud de los habitantes de Córdoba era un predio que desde el 20 de enero había compromiso de empezar a negociar por parte del secretario de Gobierno, Érick Lagos, y el director de Patrimonio del estado, “estuvimos ahí presentes el comité y solicitantes, también hay un problema de 17 familias que están en el grupo y que están en zona de alto riesgo, el cerro se está viniendo abajo”.

En tanto María de Jesús Torres Rincón, de la organización Familias Unidas a la Vanguardia, dijo que ella solicitaba la continuación del bulevar San Román, también tienen 200 peticiones del programa Prospera, pero molesta dijo: “vienen organizaciones que se dicen tener mucha gente, pero que las traen a fuerza, con amenazas, y nosotros que hemos trabajado para el gobernador, día y noche, no nos cumplen”.

—¿Son del PRI? —se les cuestiona a los grupos.

—Bueno ahorita ya no somos nada, porque en Córdoba está el PAN y nos corren y aquí está el PRI y ni nos pelan, queremos que se acuerde el gobernador que nosotros lo apoyamos y no se vale que nos hayan detenido en un retén de Tránsito en Coatepec para no llegar a la Plaza Lerdo.