Política

Perspectiva Decimal - Hay dINEro a carretadas

septiembre 07, 2014

1

En un país vapuleado

por la impunidad que ve,

el ciudadano de a pie

vive casi estrangulado.

Esto es porque aquí el estado

protege a sus “consentidos”

y si ellos son exhibidos

en infamias criminales,

siempre en argucias “legales”

se exonera a protegidos.

2

Si es proxeneta da igual

que vil ladrón o asesino,

narco, estafador, cochino...

si es del “equipo” oficial.

No hay un hecho criminal

que a ellos no se les perdone,

ya que su jefe dispone

del “permiso” pa´ ejercer

con prepotencia un poder

que entre caprichos impone.

3

Un sistema semejante

que gobierna a pleno antojo,

debe tener bajo el ojo

su auto protección garante.

Y aquí sí es preponderante

pa´ aceitar el “mecanismo”,

que todo el burocratismo

se mantenga coludido

sin distinción de partido

en el mismo oportunismo.

4

Y para que no se trabe

la fluidez sexenal

se derrocha lo habitual:

mucha lana, esa es la clave.

Hoy por eso así precave

el gobierno condiciones

para afianzar posiciones

de su poder a futuro,

e invierte en lo más “seguro”:

controlar las elecciones.

5

Esta prioridad formal

del gobierno es tan “moderna”

cual su ambición sempiterna

sobre el suelo nacional.

La “ingeniería” electoral

exige “tele” y barullo

para vender como arrullo

la ruin manipulación

con que cualquier votación

es en México un chanchullo.

6

Y el chanchullo “sale caro”

pero es también buen negocio,

pues se le “da” a todo “socio”

confabulado un buen varo.

Lo importante es que el descaro

que aflore en una elección,

se borre a satisfacción

de los propios descarados,

maquillando resultados

con mediático pulmón.

7

Decir que aquí hay democracia

y se respeta al votante,

es sólo un teatral desplante,

una onerosa falacia.

Hay sí una partidocracia

que vive en plena opulencia

y maneja a conveniencia

el nacional presupuesto,

aumentando por su puesto

del pueblo pena y carencia.

8

Diecinueve mil millones

de pesos serán del INE

para que no “desafine”

en próximas elecciones.

Tan cuantiosas percepciones

son burla a la población,

porque México es bastión

de elecciones muy costosas

que siempre ocultan, tramposas,

pruebas de la votación.