Propone Galdino Diego renovación del sol azteca, plantea apertura en alianzas
septiembre 01, 2014 | De la Redacción

Galdino Diego Pérez, actual síndico del ayuntamiento de Papantla se propone competir por la presidencia del Comité Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Veracruz, con una propuesta acompañada por la militancia perredista de la zona norte de la entidad, ha recorrido durante algunos meses buena parte de los municipios veracruzanos visitando a cientos de afiliados con quienes ha recogido la propuesta principal de su oferta política: la renovación política del sol azteca.

Es así como el próximo 7 de septiembre habrán de llevarse a cabo las elecciones internas, en las cuales el profesor rural Diego Pérez encabeza la planilla denominada Tatiaxca; compite junto con otras 18 planillas pero asegura que cuenta con la adhesión de varios grupos de simpatizantes a su candidatura.

Galdino Diego manifiesta que el PRD es un partido indispensable e insustituible para la vida política de Veracruz, a la vez que se pregunta ¿Cuáles deberían ser entonces las características esenciales de esta nueva etapa de renovación y relanzamiento? “Por supuesto, en primer lugar, ser un partido más abierto, yo diría verdaderamente abierto a la sociedad. Debemos ampliar el abanico de nuestras alianzas y confluencias con todas las expresiones progresistas, democráticas y de izquierda, mediante un diálogo que permita la interacción y la inclusión de las propuestas de la sociedad en un plataforma necesaria para el desarrollo democrático de Veracruz”, dijo.

En segundo lugar, continua, “En esta nueva etapa es necesario formar consiente y de manera planificada el relevo generacional de los cuadros dirigentes del partido en todos los niveles. Hacerlos con los principios del PRD y con los valores de la democracia, que son del diálogo para la construcción de acuerdos con los que piensan diferente de nosotros, el respeto de los desacuerdos y la solución democrática de las diferencias, el respeto a la legalidad dentro del marco del compromiso de las vías democráticas de acceso al poder, el dimensionamiento del valor de la unidad, sin sectarismo y a la vez con un rumbo claro hacia dónde debe caminar nuestra entidad para beneficio de la mayoría de la gente”.

¿Por qué es necesaria la renovación del sol azteca?, reflexiona Galdino Diego: “los indicadores son duros y elocuentes: 60 % de la población percibe dos veces el salario mínimo, con este ingreso debe solventar el uso servicios, salud, vivienda y educación. El desempleo afecta a cada cuatro de 10 personas de la Población Económicamente Activa. La informalidad comercial, financiera y la laboral es el renglón más alto en todas las regiones de nuestro estado. Aportamos sólo 0.8 % al promedio nacional en inversión extranjera directa que representa que llegaron sólo 272 millones dólares en 2013; somos el quinceavo lugar entre la entidades del país por el valor de exportaciones y el octavo en recibir remesas del extranjero principalmente de emigrantes. Tenemos 150 municipios en amplia marginación y en extrema pobreza; 4.5 millones de veracruzanos tienen un futuro incierto para los próximos años. Pero lo que viene a distorsionar nuestro desarrollo es la deuda pública estatal que asciende a más de 45 mil millones de pesos y la que han contraído los ayuntamientos suman 2 mil 600 millones de pesos según los datos de la SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público)”.

El profesor rural señala con énfasis que, “se está desfigurado el presente de Veracruz por el pago de intereses, abono a deuda directa, préstamos bancarios y bursatilización destinando más de 7 mil millones de pesos anuales. Los veracruzanos no podemos seguir así. Por lo que un nuevo PRD deberá cambiar radicalmente este futuro incierto, si estamos en la presidencia del Comité Estatal, nos proponemos impulsar un gran polo democrático con otras fuerzas políticas y sociales capaces de crear un bloque ciudadano que ponga un hasta aquí al deterioro económico y social de nuestro Veracruz,” concluyó.

Galdino Diego, buen conocedor del sol azteca asegura que, “puedo afirmar que estamos ante el agotamiento de un tipo de partido, de un modelo que tuvo su funcionamiento en la medida que conservaba los equilibrios internos. El PRD fue producto de un gran movimiento contra el fraude electoral, fue un partido en permanente crecimiento, se fortaleció en todo los sentidos: en militancia, territorialmente, en el ejerció del gobierno al ir ganando presidencias municipales, gubernaturas, fue teniendo fracciones parlamentarias importantes que son contrapesos al ejercicio del poder tanto del PRI (Partido Revolucionario Institucional) como del Partido Acción Nacional (PAN), en sí el PRD, es parte de la vida política del país”.

Sostiene además que, “al interior del PRD se fueron generando otros tipos de problemas que al instalarse deformaron su sentido original; así es como comenzó la etapa del clientelismo, el corporativismo y por ende el oportunismo, todo esto combinado, se llevó a la conformación de un aparato burocrático que impone una vida antidemocrática al no respetar nuestra institucionalidad mucho menos nuestras reglas estatutarias. La falta de formación política permitió el acenso de dirigentes improvisados, que sin ningún escrúpulo fueron presa fácil de caer en el círculo del oficialismo para integrarse a los intereses políticos del gobernador en turno”.

El síndico de Papantla plantea que para recuperar al sol azteca, “se debe recuperar su memoria partidista, que reconozca su historia, su construcción, así como de la realidad política veracruzana en la que interactúa. Por lo tanto se habrá de fortalecer las instancias municipales, distritales y regionales, fundamentales para el conocimiento de la realidad política, económica y social del estado de Veracruz, que nos sirven para la operación partidista y para la toma de decisiones trascendentales”.

“Los comités municipales son la instancia fundamental para aumentar la presencia pública del PRD. Los comités municipales son nuestra columna vertebral. Fortalecerlos es atacar en serio el déficit de la educación política por la que pasan actualmente los militantes, a la vez que, es la relación inmediata de la dirigencia estatal con sus afiliados, ahí es donde se debate políticamente y se tejen los principales acuerdos del Consejo Estatal”, añadió.

Por último, resalta que de ser el próximo presidente del Comité Estatal una de las primeras medidas que tomaría es, “devolverles la capacidad política en la toma de decisiones a todos los comités municipales. Los presidentes de los comités municipales serán los que conformarán el consejo estatal para todas y cada una de las decisiones que tome el PRD”.

El 7 de septiembre el sol azteca está sujeto a una prueba más de sus elecciones internas, lo novedoso es que tendrán como árbitro electoral a los funcionarios al Instituto Nacional Electoral (INE), se instalarán cerca de 300 casillas en las cabeceas municipales y 160 mil miembros tendrán derecho a participar para la designación de sus futuros dirigentes.

Las fotos del día