Política

Fractura hidráulica, “baja rentabilidad y altos costos ambientales y a la salud”

agosto 25, 2014

Poza Rica, Ver.- Aroa de la Fuente López, investigadora del proyecto sobre industrias extractivas del Centro de Análisis e Investigación Fundar e integrante de la Alianza Mexicana contra el Fracking, advirtió que la técnica de fracturación hidráulica utilizada para la extracción de gas de ninguna manera es una garantía de rentabilidad en el país y en cambio sí beneficia a inversionistas.

En el marco de la conferencia “La fracturación hidráulica (fracking) a la luz de la reforma energética: amenazas para el territorio, la población y el medio ambiente”, realizada en la sala de videoconferencias de la USBI de la Universidad Veracruzana (UV), señaló que dicha actividad no está garantizada, debido a la baja rentabilidad que tiene, como se ha comprobado en otros países.

Explicó que un ejemplo muy claro es Estados Unidos, donde 80 por ciento de los pozos que han sido fracturados bajo esta técnica son inviables, por lo que el país vecino va hacia otros mercados como México, Argentina y Polonia.

Aroa de la Fuente señaló que a partir de este año y hasta 2015 se perforarán mil 800 pozos tan sólo en el estado de Veracruz, y 27 mil en todo el territorio nacional, con la técnica del fracking, lo que impactará enormemente al medio ambiente, la salud y las actividades productivas.

Más que beneficios, esta técnica de fracturación de los pozos traerá serios problemas, uno de ellos es la escasez de agua, debido a las elevadas cantidades de este líquido que se inyectan a presión al subsuelo y que se mezcla con 750 sustancias químicas que afectan la salud y el medio ambiente, por lo que debería prohibirse, además de que únicamente se recupera entre cinco y 10 por ciento del recurso y tienen de tres a cinco años de duración.

“Por cada pozo que se hace para la extracción de gas shale se consumen entre 9 y 29 millones de litros de agua, esta cantidad pondría en riesgo el derecho de los mexicanos de acceso al agua.”

Asimismo señaló que dicha técnica ha sido impulsada para atender intereses financieros, por los beneficios económicos para algunos inversionistas, dejando de lado los problemas que se generarán en un corto y mediano plazo.

De la Fuente López agregó que el argumento de la reforma energética de Enrique Peña Nieto es que los yacimientos de petróleo más accesibles se están agotando, por ello se debe explotar otros hidrocarburos como el gas shale que se localizan en el Golfo de México –específicamente en Tamaulipas y Veracruz–, Nuevo León, Chihuahua y Coahuila.

Explicó que es inaplazable desarrollar el uso de otro tipo de energías como la solar y eólica, las cuales no provocan contaminación al medio ambiente y son competitivas.

Hizo un llamado para mantenerse informados sobre el fracking y las consecuencias que esta técnica desencadena al hacer uso de ella.

En el evento también participó Emilio Rodríguez, integrante de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida).

En la conferencia estuvo presente el vicerrector José Luis Alanís Méndez, quien dio la bienvenida a los presentes además de agradecerles por participar en las actividades que se promueven en esta casa de estudios.

Ante un auditorio integrado por estudiantes del Área Académica Técnica y público en general, señaló que la UV es una institución abierta a las manifestaciones en favor de la colectividad.