Política

México: “campeón” en violencia

junio 15, 2014

1

El relator especial

de las Naciones Unidas,

Heyns, ve en México encendidas

luces de una alarma real.

En el suelo nacional

han sido documentados

índices tan elevados

de violencia y corrupción

que hay sitios de esta nación

que ya son cual narco estados.

2

En la videoconferencia

que él hizo desde Ginebra

dio seguimiento a una hebra

de la actual narcoviolencia.

Duele por su contundencia

esta voz autorizada

que exhibe así descarnada

nuestra cruda realidad,

ya que aquí la impunidad

ha sido oficializada.

3

Aportando cifras reales

habló sin vacilaciones

de miles de ejecuciones

que son extrajudiciales.

Señaló entre tantos males

sin torcidos alegatos,

que hay cien mil asesinatos

del dos mil seis a la fecha

y que la violencia acecha

tras sexenales mandatos.

4

Subrayó que policías

y militares igual,

son cómplices de este mal

con dolosas fechorías.

E insistió en que no habrá vías

para darle solución

a esta grave situación

si el sistema de “justicia”

es el mismo que propicia

la espiral de corrupción.

5

Christof Heyns ha evidenciado

una entre mil crisis diarias:

las matanzas arbitrarias

que “no resuelve” el estado.

Pero él corto se ha quedado

porque la violencia actual

no es nada más judicial,

es también sexual, política

y legal, lo que hace crítica

nuestra situación social.

6

Igual violenta es la forma

de actuar los legisladores,

negándole a opositores

la voz en cualquier reforma.

Así el Congreso conforma

su nueva afrenta oficial

pues sin diálogo cabal

y legislando con prisa,

la democracia es ceniza

que arde en hoguera “legal”.

7

Son en México agresivos

y lesionan cual golpazos

todos los gasolinazos

tan “normales” y excesivos.

No son menos ofensivos

sobre pobreza los datos,

mientras que en asesinatos

cometidos cada día

nuestro país ganaría

deshonrosos campeonatos.

8

Pero hay gente enajenada

por la gesta mundialista

del futbol y con la vista

en la pantalla clavada;

cuando en forma descarada

las cúpulas “funcionarias”

cobran sumas millonarias,

como los cracks del futbol,

por meternos autogol

con las leyes secundarias.