Política

Se ensañan en redes sociales con una joven señalada de supuesta infidelidad en Coatza

junio 11, 2014

Coatzacoalcos, Ver.- La instalación de al menos 10 lonas en diferentes puntos de la ciudad para denunciar una “infidelidad” desató una serie de comentarios en redes sociales en contra de una joven; constituyéndose en una muestra de la violencia social contra la mujer. Las autoridades han reaccionado de manera tibia ante el delito y no hay posición del Instituto Municipal de las Mujeres (Inmujer). La presunta perfidia hacia un hombre puso en aprieto a las organismos municipales ante un nuevo método de agresión social, especialmente contra las mujeres.

Las lonas contra una joven de nombre Jenny Vera, se instalaron en los puentes peatonales de la avenida Universidad Veracruzana, el Malecón costero, el Puente Joroba, la zona centro y el Parque ubicado en Playa Sol.

Con un lenguaje agresivo, se describía que la joven sostenía una relación amorosa con un hombre casado, aunque sólo se le mencionaba a ella.

Además se colocó una foto de la joven en un tamaño grande, completamente retocada y sin pixelear, para exhibirla aún más. Por espacio de tres horas permanecieron en la vía pública y rápidamente fueron fotografiadas y subidas a la red por los ciudadanos.

La supuesta infidelidad y las mantas fue un tema que se propagó de manera inmediata por las redes sociales y los medios de comunicación.

Los comentarios y las agresiones a la joven Jenny provocaron que diera de baja su cuenta de Facebook y bloqueara la mensajería instantánea de su teléfono celular.

Este caso representa una violación a los derechos de la joven y además se contempla como violencia en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La colocación de las mantas se tipifica como “Violencia en la comunidad”, es la que se presenta en las calles y también puede ser considerada como “feminicida”, ya que alienta a las conductas misóginas y elimina sus derechos humanos.

La exhibición y agresión a la joven Jenny se podría configurar como un delito contra la intimidad personal en su artículo 177 fracción III del Código Penal de Veracruz.

Por parte de las autoridades municipales y de procuración de justicia no existe respuesta ante esta agresión y no se ha confirmado si la agraviada interpuso denuncia.