Política

“Maniobra de desorientación”, la protesta contra AU-ADO; reclaman mejores sueldos

mayo 24, 2014

Marcelino Santos Guevara secretario general del sindicato nacional “Marcelino Guevara Vivar”, titular del contrato de los trabajadores de la línea Alas de Oro (AU) adherido a la CROM, calificó de lamentable la manera en que un grupo formado por algunos trabajadores junto con otras personas ajenas a la empresa actuaron impidiendo el servicio de transporte público que se presta en la central de autobuses de Xalapa, en protesta por lo que consideró “una maniobra de

desorientación”.

De los 57 manifestantes, dijo, sólo 45 son trabajadores efectivos y aseguró que resultan infundadas sus quejas por varias razones, aparte de que el movimiento parista carece de legalidad, debido a que no cuentan con personalidad jurídica, están desinformando a la ciudadanía porque las prestaciones con las que cuenta la empresa “no las tiene ninguna otra en su ramo”.

Santos Guevara rechazó que se les haya disminuido el salario porque en las recientes revisiones contractuales “hemos tenido incrementos al salario base para pago de prestaciones, salario por km, por pago de productividad, incentivo por venta de boletos en camino, salario base para el pago del aguinaldo, al doble de lo que la ley; pago de vacaciones y prima, fondo de ahorro, seguros de vida por accidente y natural. Les hemos ofrecido un paquete de prestaciones que podemos compartir con todos porque están desinformando a la gente pero no es el fondo de lo que esta pasando. Si fueran los 10 pesos que dicen tener como salario, ganarían menos de mil 600 pesos al mes y eso no es cierto”.

Aunque reconoció que la situación económica del país y el estado es difícil, ya que se ha notado una considerable disminución de los pasajeros trasportados en algunas rutas y eso pudiera generar una disminución en el ingreso “tampoco quiere decir que la empresa baje los sueldos. Hay menos viajantes sí, pero eso no impacta en prestaciones y salarios”.

Por su parte, la empresa ADO –AU aseguró en un comunicado que se han cumplido categóricamente con las obligaciones contractuales, con los conductores y con el sindicato titular del contrato colectivo de trabajo. Dijo que se sostienen reuniones con las autoridades correspondientes para llegar a un término del conflicto y reiteró que todos los servicios se están prestando de forma normal en todos sus orígenes y destinos.

Servicio normal en Córdoba

Pese a las especulaciones, en Córdoba la actividad al interior de la central de Autobuses De Oriente (ADO) se mantuvieron normales, e incluso fue desmentido que los operadores deban trabajar más de 20 horas y hayan sufrido un recorte salarial.

Victor Jacques León, gerente administrativo del ADO desmintió que en ADO los operadores trabajen horas extras, por lo que en el caso de la central en Córdoba, la actividad fue normal manteniéndose las corridas de AU. Sin embargo, tras el anuncio hecho en varios municipios imperó la expectativa en torno a la actividad.

A decir del entrevistado, queda descartada la creación de otro sindicato en la empresa, ya que la ley no permite fundar uno nuevo, sobre todo si será integrado con tres miembros. Jacques León, agregó que pese a las inquietudes en otras localidades, en Córdoba se opera de manera normal garantizando así el clima laboral de su oficina.

Liberan terminal de autobuses de Xalapa

Luego de siete horas de bloqueo a las entradas y salidas de la Central de Autobuses de Xalapa (CAXA) por la calle 20 de Noviembre, trabajadores de Autobuses Unidos (AU) liberaron los accesos al establecer una mesa de negociación con autoridades.

No obstante, en el área de AU sólo salían corridas sin escalas; para los recorridos conocidos como “ordinarios”, que van haciendo paradas en diferentes puntos, aún no había salidas. Cabe destacar que desde las 6 de la mañana, más de 100 integrantes del Sindicato de Choferes bloquearon los accesos para exigir mejores condiciones salariales, cese a los despidos y trato digno. Los trabajadores se declararon en paro luego de que representantes de la empresa no aceptaran sus peticiones laborales en la segunda mesa de negociación, que tuvo lugar en la Junta de Conciliación y

Arbitraje.

Los choferes acusaron que la empresa los obliga a trabajar jornadas de hasta 18 horas sin descanso con salarios que van de 50 a 80 pesos, además exigieron respeto al contrato colectivo de trabajo. También pidieron el cese al hostigamiento, pues desde que inició la conformación del sindicato, han despedido a tres choferes de forma injustificada como medida de presión.