Política

La Faena

mayo 08, 2014

De manera innecesaria, el gobierno de Javier Duarte estuvo aguantando la presión mediática con respecto al enorme atraso y dispendioso gasto público que representa la dilatada construcción del túnel sumergido de Coatzacoalcos, concesionada desde hace diez años a la constructora Concesionaria Túnel de Coatzacoalcos, SA de CV, sin que al momento exista ni compromiso empresarial ni fecha estimada para la conclusión de la obra… Ante diputados, el Secretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Gerardo Buganza Salmerón dio a conocer ayer los resultados de las auditorías practicadas por la Auditoria Superior de la Federación a las cuentas públicas correspondientes a los ejercicios fiscales 2008 y 2009; dijo Buganza Salmerón los resultados que obtuvo la instancia fueron una serie de incumplimientos atribuibles a la empresa Concesionaria Túnel de Coatzacoalcos, SA de CV de una costosa vía de comunicación que debió entrar en funcionamiento a fines del 2007… Entre las travesuras cometidas por los concesionarios a quienes mínimo se les debería fincar responsabilidades penales sino forzarlos a reintegrar el daño patrimonial fianzas aparte, consistente en sobrecostos, retrasos en el programa de ejecución de la obra y conceptos sin ejecutar que fueron cobrados por la empresa... Lo relevante del caso es que del presupuesto inicial de 2 mil 066 millones de pesos, de los cuales la concesionaria aportaría casi mil millones, equivalentes a más del 47 por ciento, Cotuco incrementó gradualmente el costo hasta llegar al escandaloso 250 por ciento; es decir, el túnel actualmente tiene un sobreprecio de 4 mil 912 millones de pesos… Sin embargo, el megafraude se encuentra en que el gobierno ha aportado a la fecha 2 mil 326 millones de pesos, equivalentes a más del 47 por ciento del proyecto, mientras que la concesionaria sólo ha destinado poco más de 389 millones de pesos de capital de riesgo y 929 millones de pesos por concepto de créditos… Pero eso no es todo, pese a la aplicación de tales recursos, se acaban de modificar los plazos para la conclusión de la obra el exsecretario de Comunicaciones Marcos Theurel había dicho a inicios del 2008 que se concluiría en marzo del 2010-ni existe siquiera una fecha predeterminada para que entre en operación…La pesada losa de la irresponsabilidad de los empresarios se convirtió en un activo negativo gubernamental que, como se dijo, el gobierno ha compartido de forma inexplicable cuando lo más fácil hubiera sido llamarlos a cuentas y fincarles las responsabilidades a quien sea necesario…En esta fraudulenta operación destaca la empresa española FCC Construcciones quien controla el 70 por ciento de la sociedad del Consorcio integrado por cinco empresas. De acuerdo con la página de FCCO, el costo de la obra es de 230,5 millones de euros (unos 3 mil 688 millones de pesos), es decir, de acuerdo a las cuentas de la propia empresa, salen volando más de mil 100 millones de pesos, aunque el gobierno del Estado calcula que son alrededor de 2 mil millones de pesos los que ha pagado de más por esa obra… Y aunque según Buganza, en diciembre pasado interpuso las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de Justicia para que investigue y proceda contra los responsables de las irregularidades dWetectadas y se repare el daño causado al erario público, aún falta mucho trecho por recorrer para recuperar esa cuantiosa suma, producto del desmedido amor que el gobierno de Felipe Calderón sintió por los consorcios españoles que en los sexenios panistas tuvieron una segunda oportunidad para venir a hacer la América…