Política

Lo moroso intolerable

marzo 20, 2014

A poco de haber asumido el cargo de secretario de Infraestructura y Obra Pública, Gerardo Buganza anunció que por incumplimiento de contrato y atrasos había presentado denuncias penales contra 58 empresas constructoras.

Frente al penoso y paradigmático túnel sumergido, los puentes surrealistas que lleva a ningún lado, las autopistas de costoso peaje que a menos de un años de inauguradas suben el peaje 10 por ciento, el anuncio del secretario auguraba alguna especie de promesa de compensación. Esa fue la razón de buen recibimiento y credibilidad para con el anuncio.

Desde luego la prensa preguntó por detalles de las denuncias a lo que Buganza dijo que hasta no ser notificadas no podía decir más. El asunto derivaba de los desastres meteorológicos de 2009 y 2010. Dichas empresas habían recibido recursos del Fonden. Dinero público al que la sociedad tiene pleno derecho de saber su empleo y los resultados obtenidos. Más aún cunado se trataba de atemperar los daños a la infraestructura pública del estado. Esto fue en octubre del año pasado.

Hecho el anuncio, toda información derivada de este ha sido vaga, imprecisa y cubierta de misterio. No hay un nombre, ni una obra que sugiera que lo dicho fuera algo más que un globo de aire caliente.

Pasados cuatro meses de suspenso melodramático, un diputado local ha tenido el tino de apurar los resultados de aquel prometedor anuncio. O cacareo, si nos atenemos a la información nula.

El asunto no es en absoluto menor ni anecdótico, es la fecha que el estado no ha terminado de restablecer las condiciones previas a las inundaciones. En buena medida eso es resultado de los opacos manejos que se hacen del dinero público. Han pasado cuatro años de las afectaciones, cinco meses de que Gerardo Buganza asumiera la responsabilidad de la secretaría y tres meses de su esperanzador anuncio.

La sociedad sabe lo mismo que hace tres meses, cinco meses y cuatro años. Nada. Y no hay un funcionario que se haga cargo de informar con precisión por lo menos aproximadamente que ha pasado con el ofensivo incumplimiento de tales empresas constructoras. Asunto nada menor si se consideran los mùltimos agravios que se han hecho a la sociedad en el ultimo año.