Política

Recuperan padres del Sumidero control de seis escuelas; desmienten dar apoyo

septiembre 28, 2013

Ixtaczoquitlán, Ver.- Un total de seis escuelas de la localidad Sumidero fueron recuperadas por padres de familia que exigen clases. Se trata de dos primarias, una secundaria, un telebachillerato y dos preescolares.

Milton Arellano Gutiérrez, padre de familia, explicó que ante la desesperación de que sus hijos llevan tres semanas sin clases, se pusieron todos de acuerdo en la comunidad para quitarle a los maestros de su poder las escuelas, que este día empezaron a tomar. Indicó que al pérdida de clases ya es demasiado, además opinó que es mentira que la mayoría de padres estén apoyando el paro magisterial, por el contrario, afirmó que son mayoría quienes ya piden que los maestros regresen a sus clases, o de lo contrario, que sean destituidos y lleguen nuevos mentores a atender a los niños y jóvenes.

Llegaron a las escuelas a temprana hora, abrieron las escuelas que estaban cerradas y solas, y las que tenían guardias de maestros, se les exigió se retiraran, y al ser ellos menos, tuvieron que ceder, aunque todavía trataron de convencer a los padres sobre la legalidad de su movimiento.

En Orizaba no reconocen pacto con Mota

Por otro lado, el maestro David Rubio, que pertenece al Movimiento Magisterial Popular Veracruzano, aseguró que en Orizaba la mayoría de maestros están en éste, y no reconocen por ningún motivo lo que se firmó con el secretario Adolfo Mota en Xalapa, “la línea aquí es lo nacional, y es el paro de labores”.

“Lo de Mota fue a partir de un grupo que se llama Movimiento Magisterial Veracruzano, y nosotros no estamos integrados ahí, ellos son un grupo minoritario que no representa la totalidad del magisterio veracruzano, aunque lo ponen como un acuerdo estatal, no es así”, explicó.

De modo que en Orizaba incluso se hace brigadeo intenso porque anunciar esa firma de acuerdo genera incertidumbre, además que continúa la represión contra los maestros por parte de sus directores, supervisores, incluso de dirigencias sindicales, “los están obligando a regresar a clases, aunque ellos quieren seguir en la lucha, y los amenazan con levantarles actas administrativas, descuentos, o cese de su nombramiento”.

Recordó que sigue tomada la sección 32, la 56, las dos direcciones de Educación Física a nivel estatal. En Orizaba siguen tomadas las oficinas de la SEV regional, y muchas escuelas.