Política

La Bienal de Venecia: talento mexicano en el Pabellón Italia

agosto 30, 2013

Desde hace más de un siglo la Bienal de Venecia, una de las instituciones más prestigiosas del mundo, organiza en Venecia manifestaciones culturales siempre a la vanguardia en la promoción de nuevas tendencias artísticas; un modelo multidisciplinario caracteriza su autenticidad. El programa 2013 se nutre de actividades como el Carnaval Internacional de Jóvenes (del 2 al 12 de febrero), formación y espectáculo de danza (del 2 de mayo al 30 de junio), Festival Internacional de Teatro (del 1º al 11 de agosto); actualmente presenta la 55ª Exposición Internacional de Arte (del 1º de junio al 24 de noviembre), la 70ª Muestra Internacional de Arte Cinematográfica (del 28 de agosto al 7 de septiembre) con el filme “Gravity” del mexicano Alfonso Cuarón en la apertura (protagonistas George Clooney y Sandra Bullock) y el 57º Festival de Música Contemporánea (del 4 al 13 de octubre).

Arte Visual. El Palacio Enciclopédico.

Desde el 1º de junio y hasta el 24 de noviembre, la 55ª edición de la Exposición Internacional de Arte, titulada El Palacio Enciclopédico, ha sido establecida como es tradición, en las sedes de Giardini y Arsenale así como en destacados puntos de la ciudad de Venecia. Desde el Pabellón Central de la sede Giardini y hasta el Arsenale, se integra un solo recorrido expositivo rico de obras que se ubican en el espacio desde inicios del siglo pasado hasta el día de hoy, con nuevas producciones que incluyen más de 150 artistas provenientes de 37 naciones; apoyada por 88 participaciones nacionales y 10 países primerizos en la gran experiencia de colocar ante los ojos del mundo la expresión cultural de sus habitantes.

Emiratos Arabes Unidos, presenta en una pantalla a 360 grados que recuerda las presentes en algunos planetarios, una proyección de las aguas marinas; al centro las coordenas de ubicación del espectador en medio del océano; las aguas y nada más crean una sensación de soledad e insignificancia. El Instituto Italo-Latinoamericano ha colocado en su espacio, un mosaico de especias en hondos platos de barro, los colores y los aromas se unen en una experiencia casi terapéutica.

Unas semanas atrás, el presidente mexicano del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, desconcertó al público cultural de nuestro país poniendo en duda la participación de México a la Bienal de Arte de Venecia. Los inconvenentes de presentarse en un edificio que, si bien posee una acústica partricular debido a su pasado como lugar de culto, requiere mayor restauración y ciertas medidas de protección civil. Los inconvenientes deben haberse sorteado en alguna forma al menos este año, ya que México concretó su participación en la 55ª Exposición de Arte Visual, presentando “Cordiox”, una instalación sonora de Ariel Guzik, nacido en la Ciuidad de México el 18 de agosto de 1960, artista e inventor para quien la música, la capacidad de curar, la Física, la Biología y el arte en general pueden ser integrados como proyectos únicos. Su participción muestra una invención que representa varias décadas de investigación y descubrimiento científico; el aparato capta las vibraciones del espacio y las traduce en sonidos mediante 180 cuerdas.

La sorpresa más grande en el pabellón italiano, es la presencia canora de la talentosa soprano mexicana Liliana Henkel, originaria de Toluca de Lerdo. Licenciado Instrumentista en Canto por el Conservatorio de Música del Estado de México, bajo la dirección del gran Tenor David Portilla, de la soprano Hortencia Cervantes, y de la soprano Marija Jeremic Julius; en el extranjero ha realizado cursos de perfeccionamiento vocal con la soprano Chisako Miyashita en Bolonia, con el barítono estadounidense Sherman Lowe en Venecia y actualmente con la gran soprano Silvia Mapelli en Milán.

Compañeras de interpretación de Liliana en la Bienal: gotas de agua; el fondo escenogràfico: óxido férrico. El interesante proyecto artístico “Fe2O3, Ossido Ferrico” de la italiana Francesca Grilli, conjunta la voz de Henkel, quien teractúa por medio de vocalizaciones libres, con la caída intermitente de una gota sobre una placa de fierro marcada de haces multicolor como resultado de las reacciones químicas de los elementos. La consumación de la lastra refleja la perseverancia, la resistencia estoica e impasible al tiempo y al fin. La voz, manifestación de la voluntad, última a desaparecer, viene absorbida y aplificada por el agua. La vocalización nítida de la soprano y la cadencia del goteo sobre el metal, se funden sensiblemente para dar un mensaje acerca de la fragilidad de la palabra no dicha.

En entrevista exclusiva, Liliana Henkel nos habló de sus comienzos, su trayectoria, sus mayores satisfacciones, su participación e la Bienal y sus anhelos. “Inicié mi carrera artística desde estudiante, fui miembro fundador del Coro de la Orquesta Sinfónica del Estado de México. Ejercí como profesora de canto en el Conservatorio de Música del Estado de México en el Centro de Iniciación Musical Infantil y carrera técnica. Trabajé como maestra de Canto y Comedia Musical en la Universidad del Valle de México donde tuve enormes satisfacciones con los jóvenes. Fui también profesora de canto en la Escuela de Bellas Artes de Toluca. Paralelamente a esta experiencia como docente, mi carrera como cantante solista se desarrolló participando en conciertos dentro y fuera del Estado de México, en festivales internacionales como Quimera, eventos privados en el Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México ante la presencia del entonces gobernador lic. Enrique Peña Nieto, así como conciertos educativos con el apoyo del entonces diputado lic. José Luis Velasco. En Italia he participado en diferentes conciertos en la región del Véneto al lado de personajes como el maestro Sofía Perulli, el tenor Renato Zuin, el pianista Claudio Serena, entre otros. Trabajé como director del Coro Polifonico San Marco teniendo presentaciones en diferentes recintos así como en la radio y fui invitada a dirigir el gran Coro Lorenzo Perosi. En estos momentos cuento con la dirección de la soprano Silvia Mapelli del teatro La Scala de Milán, con quien las enriquecedoras experiencias se han multiplicado ante la oportunidad que se me ha dado de cantar en la Iglesia de San Giorgio en Venecia y ahora en la Bienal de Arte de Venecia. Al ser uno de los eventos internacionales de mayor nivel e importancia en el ámbito artístico y cultural, éste último representa un gran reto que me llena de orgullo al haber sido elegida después de una audición, para participar como performer en el pabellón anfitrión Italia, cuna del canto; esta experiencia me permite llevar la voz de México a la Bienal y me coloca como punto de referencia para los mexicanos y latinos que asisten al evento. Actualmente cuento con varios proyectos para realización de conciertos en importantes recintos, uno de los cuales en una de las iglesias más importantes de Venecia, es un proyecto con música del ‘700 acompañada por un gran órgano monumental de la misma época; hay en puerta una audición en un importante teatro de ópera para la cual me estoy preparando mucho y me permitirá realizar uno de mis más grandes anhelos. Aspiro a dejar huella en el mundo del canto, a través de mis logros y de mi talento”. Italia, Agosto de 2013.

*Fundacrover Italia