Política

Evita Carlos Aceves comentar su regreso de España para enjuiciar a Tito Delfín

febrero 28, 2013

La diputación permanente del Congreso del Estado aprobó por unanimidad autorizar el gobernador Javier Duarte de Ochoa ceder un predio al Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C-4) para que éste pueda ampliar su infraestructura y servicios.

Al término de la sesión, el diputado local Carlos Aceves salió huyendo a pesar de que los medios de comunicación querían abordarlo sobre su viaje a España y su retorno anticipado, para firmar el dictamen de la Comisión Instructora, para iniciar el juicio de procedencia en contra del alcalde panista Tito Delfín Cano.

El legislador forma parte de un grupo de ocho diputados que cursan una maestría en la Universidad Complutense en Madrid, y aunque el dictamen de la Comisión Instructora trascendió que estaba listo desde la semana pasada, éste sería ilegal, porque sólo se encontraba en México la diputada Anabel Ponce y se requerían de al menos dos firmas de los integrantes de la citada comisión.

Sin embargo, Carlos Aceves prefirió no hacer caso a los medios de comunicación y fue el primero en salir corriendo por una puerta trasera de la sala Venustiano Carranza, para luego tomar unas escaleras que lo conducen directamente a la cochera y con ello, tampoco responder sobre los viáticos que presuntamente le entregó el Congreso para financiar parte de su viaje por España.

Durante la sesión, la diputación permanente del Congreso local autorizó al gobernador Javier Duarte de Ochoa enajenar a título gratuito una superficie de terreno de 474.64 metros cuadrados, ubicada en la calle sin nombre casi esquina con Culturas Veracruzanas en la reserva territorial Nuevo Xalapa, de la ciudad de Xalapa, propiedad del Instituto Veracruzano de la Vivienda (Invivienda), a favor de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), para la ampliación de la infraestructura del C-4.

El objetivo de esta donación es permitir al C-4 realizar sus funciones de vigilancia con mayor eficiencia, pues se contempla una ampliación de las instalaciones como parte de un proyecto de mejorar la seguridad.

Dicha superficie deberá ser ocupada para los fines establecidos en un lapso no mayor de dos años a partir de su autorización, de lo contrario el bien inmueble se revertirá a favor del patrimonio del Invivienda.