Política

Secciones 32 y 56 del SNTE, sin toma de nota; cuotas son ilegales

febrero 28, 2013

El Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje solo a siete de 14 organizaciones sindicales del magisterio les ha tomado nota, y entre ellas no están las secciones 32 y 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, por lo que el gobierno del estado le habría estado pasando ilegalmente a Elba Esther Gordillo alrededor de 100 millones de pesos cada año, sostuvo Claudio José San Juan, vicepresidente del Frente Nacional de Sindicatos de Trabajadores de la Educación (FNSTE).

Asimismo, el entrevistado denunció que en las clínicas del Issste hay aviadores del SNTE y en el PRI hay representantes que cobran como maestros, en las oficinas regionales hay cinco personas en cada una de ellas –hay 13 en el estado– que cobran como maestros y en el módulo sindical hay cientos de aviadores.

José San Juan señaló que solamente siete sindicatos de 14 tienen toma de nota y registro en Veracruz en el Tribunal; las secciones 32 y 56 del SNTE, el Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación (Setse), el Sindicato Democrático de Trabajadores de la Educación de Veracruz (SDTEV), no tienen toma de nota.

Así, dijo que pese a que ellos no están afiliados al SNTE, a los maestros se les descuenta 1 por ciento y que pasan a la cuenta de Elba Esther, por lo que se interpuso una denuncia en contra del gobierno del estado ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje, asentada con el número 1073/2009, para que se solicite a la SEV y al SNTE la devolución de esos recursos, porque “los descuentos hechos a los maestros son desde hace 40 años o más y es ilegal. El gobierno federal han permitido a la maestra negociar a nombre de los trabajadores, pero para ello ha habido complacencia de los gobiernos estatales, entre ellos el de Veracruz”.

Porque expuso que al no contar con toma de nota las secciones 32 y 56, es ilegal el descuento de cuota sindical: “si en Veracruz hay 95 mil afiliados a la sección 32 del SNTE y en la 56 son 20 mil afiliados, tenemos más de 100 mil, y cada trabajador gana en promedio 10 mil al mes, se le descuentan 100 pesos, el resultado son 100 millones de pesos que se le depositó a Elba Esther de manera ilícita”.

Por ello, dijo desde hace cinco años ha denunciado que los recursos que recibe el SNTE son ilegales y esperan ante el encarcelamiento de la lideresa nacional, Elba Esther Gordillo, se aplique todo el peso de la ley y que no solo sea una cortina de humo para que proceda la reforma educativa.

Asimismo, dijo que es difícil si en la Secretaria de Educación de Veracruz hay desvíos de recursos, “lo que sí sabemos es que en alguna parte se queda el dinero, porque tenemos escuelas solo conformadas por maestros y alumnos no hay edificios, como sabíamos que había un mal uso de recursos en el SNTE y ahora se está aclarando, también sabemos que hay un gran desvío de recursos en la SEV para campañas políticas próximas a realizarse”.

De igual manera sobre los resultados que dio a conocer la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló que en el magisterio veracruzano sí hay aviadores, “en las clínicas del Issste hay aviadores del SNTE 32, en el PRI estatal hay representantes del SNTE que cobran como maestros, en las oficinas regionales hay cinco personas en cada una de ellas que cobran como maestros, en el módulo sindical hay cientos de aviadores”, refirió.

El dirigente sindical agregó en el rancho El Sapo, “ubicado en Cazones, propiedad de Juan Nicolás Callejas Arroyo, le dicen El Sapo porque empezó comprando terreno y de ahí se fue extendiendo, ahí está el dinero desviado, porque el Sindicato puede pedir, puede intervenir cuentas para mejorar las condiciones laborales de los maestros, entonces sí hay dinero desviado”.

Los aviadores son de la 32, 56, y del SETSE, “por ejemplo Acela Servín Murrieta ¿qué función tiene?, no tiene función dentro del Comité Ejecutivo Estatal, no es maestra de grupo, ¿entonces bajo qué concepto cobra?”, sostuvo.

Asimismo dio a conocer que los sindicatos se van a afiliar a la Internacional de la Educación, un espacio en donde no hay representación de México porque hace más de cuatro años Elba Esther fue expulsada de ese organismo por las prácticas antidemocráticas que quiso ejercer internamente.