Política

Autoridades investigan la agresión a los policías de Orizaba; deslindan a militares

enero 04, 2013

Córdoba, Ver.- Con total hermetismo se llevó a cabo una reunión entre Arturo Bemúdez Zurita, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, el alcalde de Orizaba, Hugo Chaín Maluli, así como un alto mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Al parecer, el tema central fue el ataque perpetrado en contra de las instalaciones de la inspección de policía de Orizaba a manos de hombres armados que iban a bordo de camionetas verdes.

Alrededor de las 9 horas de ayer jueves un helicóptero de la SSP descendió en la aeropista José Antonio Perdomo Díaz, en la cual viajaba Arturo Bermúdez, quien se hacía acompañar de un alto mando militar que no fue identificado.

Nadie quiso dar entrevista a los medios de comunicación, aunque todo parece indicar que fue con el fin de sostener una reunión con el alcalde de Orizaba Hugo Chaín para abordar los hechos registrados en el municipio vecino de Orizaba, toda vez que el edificio que alberga a la policía fue atacada y recibió cerca de 50 impactos de bala, amén de la agresión que sufrieron cuatro elementos de la misma corporación, quienes señalan que uniformados de la Sedena los privaron de su libertad, los amenazaron, golpearon y abandonaron en la zona de San Cristóbal, sobre la atopista México-Veracruz.

En la reunión también estuvo presente Ricardo Javier Carrillo Almeida, responsable de la Subprocuraduría Regional de Justicia en la zona centro, debido a que se inició una investigación ministerial por los hechos registrados la madrugada del miércoles.

Autoridades municipales de Orizaba, al conocer los sucesos, interpusieron una denuncia penal en contra de quien o quienes resulten responsables por hechos constitutivos de delito, en donde como prueba principal presentarían videos de vigilancia en donde se observa cómo los ocupantes de camionetas verdes disparan en contra del edificio policial.

No obstante, el punto a tratar en la reunión es desconocida totalmente, debido a que el cerco de seguridad en torno a la aeropista no permitió el paso de reporteros a la aeropista, e incluso los uniformados de la Policía Estatal apuntaron amenazantes con sus armas a los reporteros gráficos que se acercaron a la malla perimetral de la pista de aterrizaje, pese a que éstos se identificaron debidamente como tales, y aun así fueron expulsados con palabras altisonantes por los efectivos.

Alrededor del mediodía los funcionarios abandonaron el recinto para que, escoltados por varias patrullas con elementos fuertemente armados, se dirigieron a sus respectivas oficinas, y fue el titular de la SSP el primero en salir del lugar a bordo de una camioneta blindada.

Posteriormente, el alcalde Hugo Chaín también partió en una camioneta, y finalmente salió el subprocurador a bordo de un auto acompañado solamente de su chofer.

En Orizaba, se dio a conocer que la SSP estatal asumió la investigación del atentado con arma de fuego del que fue objeto la inspección de policía en esta ciudad; los policías que fueron golpeados y privados de su libertad ya denunciaron los hechos.

El presidente municipal Hugo Chahín Maluly confirmó que Arturo Bermúdez Zurita, titular de la SSP encabeza las investigaciones para hallar a los responsables de los hechos ocurridos la madrugada del miércoles pasado, “el secretario vino y está trabajando desde Ciudad Mendoza, Nogales, Orizaba, Fortín y Córdoba y aproveché que andaba por esta zona. Seguimos investigando, atando cabos pero no podemos todavía decir muchas cosas que no tenemos y no queremos entorpecer las investigaciones y estamos todos preocupados por lo sucedido”.

“El mandatario Javier Duarte de Ochoa ha estado en comunicación conmigo permanentemente, así como el secretario de Seguridad y ahí estamos recabando información para un día de estos tenerles una cosa más acercada a la realidad de los hechos. Ya van dos telefonazos que hecho con él hoy –ayer jueves– y todos estamos queriendo saber qué es lo que sucedió.

”Como jefe de las fuerzas de este estado está preocupado porque Orizaba es uno de los 212 municipios que él tiene que blindar por la seguridad de todos los habitantes, desde luego que está consternado y quiere llegar a las últimas consecuencias que eso lo aplaudo mucho, la verdad”, señaló.

Por otro lado, dio a conocer que hasta este jueves la denuncia de los hechos ocurridos hace dos días en la inspección de policía ya fue presentada: “se entabla contra quien resulte responsable porque no tenemos exactamente la versión de quién fue, mientras nosotros para salvaguardar la integridad de las corporaciones y policías desde luego que tenemos que actuar; está puesta desde ayer en el Ministerio Público local”.

Asimismo, admitió que el sistema de vigilancia con cámaras de video ayuda en muy poco “vamos a tener que hacer algunos cambios porque en las cámaras que tenemos en la inspección no se ve nada, están muy borrosas, son de baja calidad en la resolución y con el aguacero que nos visitó el 1° de enero pues es peor, pero ahí tomaremos unas medidas para que no nos vuelva a suceder eso”.

Por último, el edil aseguró que ni el Ejército ni la Marina tienen responsabilidad en los hechos, “ellos están deslindados, siguen investigando a sus corporaciones, nadie ha señalado si fue la Policía Estatal, municipal, o federal o la Marina ni nadie, sólo estamos viendo qué es lo sucedido”.