Política

Defienden católicos la reforma al 24 constitucional; “es malinterpretada”

enero 30, 2012

Córdoba, Ver.- Totalmente contrapunteados resultan los puntos de vista en torno a las reforma al artículo 24 de la Constitución Política de México, ya que mientras la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) manifestó su rechazo, la Iglesia la avaló y descartó que sea una modificación que privilegie a un solo sector.

Sin embargo, lamentó la serie de señalamientos que distintos sectores de la sociedad han hecho en torno al tema, que en su mayoría han dictado que es una reforma en beneficio de la Iglesia católica y con la cual tendrá a sus pies al PRI y PAN.

Hay que recordar que la organización ciudadana denominada República Laica aseguró que esta reforma al artículo será una herramienta que se le dará a ambos partidos para coaccionar a la Iglesia a cambio de la movilización de conciencias.

Si se aprueba se le permitiría a la Iglesia acceder a medios de comunicación, y al ser un sector con mayor número de fieles y efervescencia, entonces la manipulación es más fácil. Ante el alcance que la Iglesia podría tener, tanto el PRI y el PAN prácticamente se pelearían el apoyo a cambio de “favores”.

En tanto, para la SEV esta reforma se opone contrapuntea con lo señalado en el artículo tercero, pues marca un retroceso en la educación del país.

Por otra parte, Eduardo Patiño Leal, obispo de Córdoba, aseguró en una primera opinión que esta modificación es utilizada por los distintos actores políticos para inhibir su aprobación, y no descartó que en otros casos sea mal interpretada.

A su consideración, dicha reforma servirá para realmente dar libertad de expresión a la creencia religiosa de cada persona, pues reconoció que muchos sectores son segregados o discriminados.

Patiño Leal indicó que esta reforma reforzará los derechos relativos a la libertad de culto, además que se logrará que esta no sea impuesta por otras personas como sucede en la actualidad.

El jerarca mayor de la Iglesia destacó que, en caso de que el Senado la apruebe, habrá libertad religiosa y nadie será discriminado por expresar su ideología.

No obstante, dijo que este tema ha sido utilizado como botín político, ya que es un año electoral, por lo cual lamentó que existan personas que se aprovechan de ello y distorsionan la información, y los invitó a profundizar en el tema y divulgar sus beneficios.

Eduardo Patiño sostuvo que está en manos del Senado de la República consolidar esta reforma, confiando en que la expresión manipulada y malinterpretada por parte de algunas organizaciones religiosas y civiles, no propicien su rechazo y con ello se tenga un retroceso, pues "sería un retroceso el no vivir de manera plena los derechos humanos y con ello la libertad de conciencia y religiosa".

Esta reforma, recordó Patiño Leal, no responde a presiones de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), como aseguran algunos grupos laicistas, sino a la necesidad de poner al "día" en consonancia con los acuerdos internacionales suscritos por México.

"Hay tratados internacionales suscritos por México como es el caso del Pacto de San José, un acuerdo interamericano, y con Naciones Unidas, por lo que la reforma al 24 constitucional acordada por los diputados federales simplemente busca adecuar el marco legal nacional con el internacional", señaló.

Precisó que, con ello, no sólo la religión católica se verá beneficiada sino todas las expresiones religiosas reconocidas por el gobierno federal, por lo que de ninguna forma habrá exclusividad.

Para Patiño Leal la reforma constitucional no modificará la forma en que se realiza el culto ordinario, que por ley debe ser exclusivamente dentro de las iglesias y templos, pero ahora se contemplan situaciones extraordinarias que se realizan públicamente, como las peregrinaciones o marchas de alguna religión, para lo cual no se necesitará de permisos porque no es concesión sino un derecho ciudadano.

Estimó que ahora depende de los senadores el consolidar esta reforma para que la libertad de conciencia, religiosa, las manifestaciones públicas o personales de la fe, sean incluidas en las normas de todos los días de los mexicanos.

Sobre las expresiones en contra, Patiño Leal se mostró respetuoso de las asociaciones laicas y de otros cultos religiosos y civiles que se han abocado al catolicismo; sin embargo, recordó que desde tiempo atrás, los obispos católicos han expresado la necesidad de profundizar y perfeccionar las leyes en torno a la libertad religiosa y al igual que el año pasado se reconoció en toda su plenitud los derechos humanos, "se espera que ocurra algo similar con la libertad religiosa".