Política

Recurren etnias a la medicina tradicional

enero 27, 2012

Orizaba, Ver.- La pobreza económica y de inaccesibilidad, en algunos casos, a los servicios de salud pública ocasionan que los indígenas de diversas etnias del estado recurran a la medicina tradicional para curar enfermedades no graves. La carencia de infraestructura médica provoca que la salubridad en esas regiones sean negativas en comparación con las que prevalecen en las áreas urbanas.

De acuerdo con Alejandro Rodríguez Hernández, director del departamento de Salud de migrantes y pueblos indígenas de la Secretaría de Salud del gobierno del estado, no se debe creer que los médicos tradicionales pueden resolver todas las situaciones de salud cuando no es así, toda vez que existen campos plenamente definidos para atender a la población.

La falta de recursos no es la única causa por la que la población indígena recurre a dicha alternativa, también influyen los programas de rescate que realiza la Secretaría de Salud en torno a esta actividad: “Ambas situaciones influyen, es un asunto multifactorial”, anotó.

Asimismo, dio a conocer que existe la Ley de Derechos para Culturas Indígenas del estado de Veracruz, y en los artículos 44 y 45 se habla del reconocimiento que se le debe dar a las costumbres indígenas. La gente de esa zona tiene un conocimiento valiosísimo respecto al tema y se le ha dado poca importancia.

El director reconoce la falta de servicios de salud públicos: “es una realidad que no hay servicios de salud (pública) en todas las comunidades, pero finalmente los dos van hacia el mismo camino”.

Las diferencias de las condiciones de salud entre los habitantes de las zonas urbanas con las rurales son notorias: “una de las características de la población indígena es que en esas zonas las enfermedades son más agudas, hay más presencia de ellas que en las urbanas, especialmente las infecciones respiratorias y las diarreicas, por eso nos queremos apoyar mucho en la medicina tradicional”, mencionó.

Sin embargo, las condiciones en las que se encuentran las zonas indígenas hacen que tengan los niveles más bajos de desarrollo humano y los índices más elevados de marginación y rezago social: “este problema se tiene en al menos 39 municipios del estado, que tiene el 35 por ciento de rezago social”, explicó.

Las condiciones de salud entre los migrantes también es bastante difícil: “también tienen derecho a la salud, se está retomando una estructura integral para que entre todas las instituciones podamos ofrecer un servicio mejor para este sector”, señala.

Las enfermedades más recurrentes entre ellos, indica, son diarreas, accidentes ferroviarios; el sector salud trabaja en materia de prevención de sida y otras enfermedades de transmisión sexual que están consideradas en este programa: "estamos orientando a los migrantes y a sus familias para la toma de medidas y que eviten problemas de salud”.