Política

Piden “La Rama” alumnos del CAM para reunir fondos; SEV se olvidó de apoyarlos

diciembre 13, 2011

Veracruz, Ver.- Decenas de estudiantes con Síndrome de Down y otras enfermedades mentales salieron a La Rama en el zócalo de la ciudad de Veracruz para pedir dinero que los ayude en sus estudios ante el nulo apoyo de las autoridades.

Desde temprano, los muchachos llegaron a la plaza y con sonajas, panderos y botes, empezaron a cantar para invitar a los transeúntes a ayudarlos.

La maestra Berta Villalvazo Córdova, directora de la escuela del Centro de Atención Múltiple (CAM) número 54, en la colonia Astilleros, aseguró que requieren de por lo menos 50 mil pesos mensuales para mantener en condiciones esa institución.

No reciben apoyo de ninguna autoridad ni de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y por eso se vieron en la necesidad de salir a pedir dinero. “Aquí venimos con los jóvenes para que no se pierda la tradición de las ramas y en segundo lugar, lo que se recauda es para beneficio de la escuela porque no se recibe ningún apoyo de ningún gobierno”.

En junio, la diputada local Ainara Rementería Coello acudió a esa institución para entregar botes de pintura que ayudaran a la reparación del plantel, sin embargo, ya no recibieron ningún otro tipo de ayuda.

La catedrática explicó que son más de 50 muchachos que van a aprender oficios para que puedan conseguir empleo. “Anteriormente El Gaucho nos apoyaban con las materias primas para darles de desayunar a los niños en este momento ya no percibimos, el municipio antes nos daba despensas y ahora ya no percibimos absolutamente nada”, dijo.

Indicó que todavía se enfrentan a la discriminación pues una vez que los muchachos acaban sus estudios la mayoría de empresas no los quieren contratar con las prestaciones de ley. “Nos cuesta muchos trabajo en verdad porque todavía hace falta mucha sensibilización en cuanto a la apertura de los señores empresarios. De hecho tenemos varios alumnos en distintas partes laborando donde si les han proporcionando lo que requiere un trabajador”, indicó.

Indicó que de los jóvenes egresados apenas unos tres o cuatro consiguen un empleo formal con prestaciones de ley como Seguro Social.