Política

No hay certeza de que las carnicerías estén libres de clembuterol: diputado

noviembre 07, 2011

Hoy en día, todas las personas que acuden a comprar carne a las carnicerías no pueden tener la certeza de que ese producto esté libre de clembuterol, mencionó Genaro Ruiz Arriaga, diputado local y presidente de la Comisión de Salud.

A pesar de esta situación, estimó que 60 por ciento de la carne que se consume en Veracruz se encuentra libre de clembuterol, la cual es una sal no procesada que permite al animal una engorda mucho más rápida, con menor cantidad de alimento para producir mayor masa.

Refirió que las normas federales prohíben el uso de dicha sustancia, y por tanto corresponde conjuntamente a la Secretaría de Salud, Sagarpa y a la Procuraduría General de la República hacer supervisiones a los distintos ranchos ganaderos para tomar muestras a los animales y determinar que estén libres de esa sustancia.

Genaro Ruiz Arriaga, quien además es presidente de la Unión Regional Ganadera Zona Norte, señaló que en Veracruz existen cinco rastros Tipo Inspección Federal (TIF), en los que existe el personal y laboratorios necesarios para detectar el uso de clembuterol en los animales que ahí son sacrificados.

Detalló que cuando en uno de estos rastros se detecta esa sustancia, de inmediato el producto es confiscado y separado, para denunciar el hecho a la Secretaría de Salud y a la PGR, y éstas a su vez deslinden responsabilidades.

Estimó que en estos cinco rastros se produce cerca de 60 por ciento de la carne que se consume en Veracruz, y por tanto existe la garantía de ésta cuente con el sello TIF que la certifique como apta para consumo humano.

El diputado local comentó que las cadenas comerciales igualmente cuentan con laboratorios para certificar la sanidad de la carne que compran, y cuando detectan clembuterol o alguna sustancia de inmediato sacan de su lista de proveedores a quien les vendió.

“Imagínense el riesgo de una demanda, si personas compran hígado saturado de clembuterol en Walmart o Chedraui, entonces estas cadenas de supermercados están muy pendientes de esta situación para evitar este riesgo”, expresó.

Sin embargo, lamentó que fuera de estos casos no existe la garantía de que el producto que se expende en las carnicerías comunes o que es vendida de manera directa a algunos restaurantes, esté exenta de esa sustancia o de otros químicos prohibidos.