Política

Escamotean diputados reforma para que el agua sea un derecho y no un servicio

noviembre 07, 2011

A pesar que por el estado de Veracruz escurre 30 por ciento del agua del país y que desde el mes de septiembre llegó la reforma de la Constitución Federal a la Legislatura del Estado en la que se decreta como un derecho humano el acceso al agua y no sólo como un servicio, los diputados locales no la han incluido para votarse en las sesiones de este periodo ordinario, pero sí votaron para derogar un requisito en el nombramiento del director de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), organismo descentralizado, de la Ley de Aguas del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.

En entrevista, Eduardo Isunza Vera, catedrático del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social región Golfo (Ciesas-Golfo), recordó que apenas en abril se reformó el artículo IV de la Constitución no solamente para reconocer el medio ambiente sano y sostenible como derecho de todos los mexicanos, sino también para tener acceso al agua potable y saneamiento como un derecho humano, pero hasta el momento en el país sólo se reconoce como un servicio y no como un derecho.

Recordó el proceso legislativo seguido hasta hoy: “en abril lo aprueban los diputados y lo mandan al Senado, y apenas el 28 de septiembre es aprobado en la Cámara de Senadores y desde el 30 de ese mes llega a las legislaturas locales, pero estamos iniciando una campaña para hacer pública la importancia de que la mitad más uno de las legislaturas locales aprueben la reforma Constitucional, para que cuando tengamos la mitad más uno aprobadas, finalmente en México se reconozca el agua potable y saneamiento como un derecho, porque actualmente no es reconocido por la Constitución como tal”.

La situación no es de poca importancia, refiere, porque en Veracruz hay al menos 40 ríos por los que escurre 30 por ciento del agua superficial del país en 18 subcuencas en los casi 800 kilómetros de litoral, amén de sus cuantiosas lagunas y que a pesar de ello en la entidad escasea el líquido en el estío.

El autor de Las tramas del alba. Una visión de las luchas por el reconocimiento en el México contemporáneo 1968-1993 estimó que en términos de la reforma lo relevante es que en sus transitorios se obliga a que el Poder Legislativo promulgue en los 360 días posteriores a la vigencia de esta reforma constitucional una Ley General de Agua y Saneamiento, “por lo que estamos ante la oportunidad histórica para que trabajemos para que esta ley sea de la más avanzada en el mundo, una vez que reflexionemos lo que hemos hecho mal en agua y saneamiento”.

Y agregó: “Tenemos también una oportunidad histórica de que hay una nueva ley general que permita que el derecho entre en vigencia real lo más rápidamente posible, recupere las experiencias de gestión e identifiquemos de qué manera se organiza la participación ciudadana y forme parte fundamental de esta gestión del agua con mecanismos de control social, los pesos y contrapesos sean parte desde el inicio de esta gestión que va a normar la Ley de Agua Potable y Saneamiento”.

La reforma votada por el Congreso local el pasado 28 de enero de 2011, en la que se derogó la fracción IV del artículo 20 de la Ley de Aguas del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, sólo fue para eliminar un requisito para designar al director general de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV).