Política

Radio Chalmerita rompe el aislamiento de Chalma; no hay señal de TV ni celular

febrero 28, 2011

Chalma, Ver.- En el municipio huasteco de Chalma hasta que llegó “Radio Chalmerita” no había otro programa de frecuencia modulada (FM). En este municipio tampoco hay señal abierta de televisión ni telefonía celular. El aislamiento del municipio y su comunicación social interna fue roto por un grupo de aficionados.

El responsable técnico de que la señal 89.1 de FM “Radio Chalmerita” llegue de 7 a 21 horas diariamente a un auditorio principalmente rural, mestizo, náhuatl y tének es el ingeniero Pedro Argüelles Sánchez, quien dijo que el permiso de transmisión de esta señal es para 10 kilómetros, pero llegan hasta lugares en donde no se propusieron ser escuchados.

El milagro de las ondas por el aire en el municipio huasteco los ha puesto en contacto con un auditorio de la cabecera municipal y sus alrededores. Son 100 watts de potencia que conforman un proyecto comunitario acariciado por el pozarricense a lo largo de 15 años. Pero a la Chalmerita no le han faltado voluntarios, artistas, locutores, técnicos y dinero para los pagos de todo lo que representa.

Un gran voluntariado que cada día aumenta llegó en el día de la inauguración y reunió en torno a este evento a 7 mil personas, conmovidas y esperanzadas por tener, por primera vez en la historia de este municipio, la transmisión de un producto local que los comunicara.

El aislamiento de Chalma se rompió con las voces de la radio que se encuentra en una oficina improvisada que les prestó el ayuntamiento. Mientras se hacía esta entrevista cantó el niño Jair con su guitarra, y al terminar se transmitió en vivo a otra cantante y después se dio paso a la transmisión en vivo del concurso "Canta Conmigo".

Ya se sabe que la gente ya no escucha radio, y en Chalma quien no tiene televisión de paga no tiene televisión, pues no llegan las señales; así que en esta área de oportunidad el grupo de La Chalmerita es escuchado desde Tlalchinol hasta Tantoyuca.

La radio, que es comunitaria y no tiene publicidad ni comerciales ni propósitos de lucro, es visitada también por ministros religiosos, alcohólicos anónimos, psicólogos, médicos y otros que quieren llevar un mensaje y valores.