Política

Panistas y magistrados, ahuyentados por la alta seguridad del Congreso

diciembre 02, 2010

Malestar, enojo, empujones y amenazas fue lo que padecieron todos los invitados a la protesta de Javier Duarte de Ochoa como gobernador en el Congreso del Estado, pues no bastaba mostrar el gafete que les permitiría el ingreso, sino que era necesario empujar, reclamar y hasta enfrentarse al personal de seguridad.

Quienes no estuvieron dispuestos a soportar esta situación y se molestaron por el “lugar indigno” que les asignaron para este evento fueron los magistrados del Poder Judicial y por ello optaron por salir del Congreso, cuando todavía ni siquiera empezaba el acto.

Encabezados por el magistrado Alberto Sosa Capistrán, más de una docena de togados decidieron salir del lugar, pues habían sido ubicados afuera del recinto legislativo en unas sillas viejas, donde sólo podrían apreciar la ceremonia de protesta por una pantalla, además que el viento soplaba donde los habían asignado.

Por esto y por todos los problemas que tuvieron para ingresar a esos sitios, los magistrados Raúl Pimentel Murrieta, Emilio Polanco Servín, Ema Rodríguez Cañada, Gladys Pérez Maldonado, Fernando Charleston Salinas, entre otros decidieron abandonar el lugar, siendo Edel Álvarez Peña el único que permaneció.

A pesar de contar con una acreditación para poder ingresar, el alcalde de Pánuco, Ricardo García Guzmán, tuvo que ser prácticamente rescatado por su hijo, el diputado Ricardo García Escalante cuando estaban por sacarlo a empujones del Congreso del Estado.

Juntos caminaron por los pasillos de la Legislatura enfrentando a cuanto personal de seguridad se les ponía enfrenta e intentaba evitar que continuaran con su paso.

Lo mismo ocurrió con el diputado panista Fernando Yunes Márquez, quien reprochó que en su propia casa le estuvieran prohibiendo el paso, y exigió que se quitaran todas las vallas que se habían colocado, por lo que no le importó que estuvieran éstas y las abrió para continuar con su paso.

De igual modo, el legislador panista Francisco Lara Arano se sorprendió cuando al hacer su recorrido con normalidad le impedían el paso para llegar hasta el salón de plenos, pues comentó que ya había intentado entrar por distintas partes y en todos le habían negado acceder.