Política

Afectó a población ribereña de Coatza desfogue de materiales tóxicos por Pemex

noviembre 30, 2010

Coatzacoalcos, Ver.- La falla en el proceso de arranque de la empresa Clorados III provocó que se ventearan sustancias químicas, las cuales se concentraron sobre la zona urbana de Coatzacoalcos, afectando a más de 20 mil personas, el accidente mostró la poca disposición que mantiene la empresa paraestatal para informar de sus accidentes y que las autoridades municipales de Protección Civil (PC) no han coordinado un protocolo para enfrentar contingencias químicas.

La paraestatal se defendió y señaló que no tenía forma de prever cómo iban a influir las condiciones de poco viento y el banco de neblina con los petroquímicos.

Este domingo, en 10 colonias de la ciudad de Coatzacoalcos se creó una nube tóxica producto de un venteo con hidrógeno de las líneas de la Planta de Clorados III, en el complejo Petroquímico Pajaritos.

Esta nube estuvo casi dos horas sobre la zona urbana generando una densa neblina y afectaciones en las vías respiratorias y los ojos de la población asentada en estas colonias, ubicadas cerca del río Coatzacoalcos.

La contingencia duró cerca de tres horas y en algunos casos la población prefirió abandonar sus hogares para vitar las molestias.

La Asociación Portuaria Integral de Coatzacoalcos (Apicoat) estableció el nivel cuatro de emergencia en sus instalaciones, paró sus actividades por dos horas y evacuó a todo su personal hacia un lugar seguro.

De acuerdo con la dirección de Protección Civil del municipio, 20 mil personas fueron afectadas con ligeras incomodidades en las mucosas y se alertó a los elementos ante una posible evacuación de las familias, principalmente sobre las colonias Frutos de la Revolución, López Mateos, Ampliación López Mateos, Coatzacoalcos y Ejidal, además otras zonas cercanas.

Naím Domínguez Cuevas, director de Protección Civil manifestó que les confirmaron que en el proceso de arranque se había emitido ácido clorhídrico al medio ambiente combinado con vapor, el cual se estacionó en el cauce del río Coatzacoalcos.

No se activaron los sistemas de emergencia

La población que habita en las colonias afectadas por la nube tóxica vivieron momentos de zozobra por la nube que los cubrió por completo, la cual les provocó irritación.

Los vecinos señalaron que ya venían registrando diversas molestias durante el día pero después de las 20 horas comenzaron a sentir mucha resequedad.

De acuerdo con el relato de las personas que habitan el sector de la colonia Frutos de La Revolución, procedieron a taparse la boca y nariz con paños de agua, para disminuir las molestias que producía el ácido.

La inconformidad de los habitantes es que a pesar de que las autoridades de la Apicoat sabían de la emergencia y activaron el primer nivel de seguridad, no avisaron a la población cercana a través de la alarma que está instalada en sus instalaciones.

Señalaron que la Apicoat ha realizado varios simulacros y están familiarizados con los niveles de emergencia, pero en esta ocasión no se advirtió a la población.

Pemex no informa de accidentes

Miguel Ángel López Argüelles, regidor de Protección Civil del ayuntamiento de Coatzacoalcos, denunció que Petróleos Mexicanos nunca les comunicó que se presentó un accidente y tuvo que desfogar sustancias petroquímicas al medio ambiente.

Dijo que el venteo de sustancias químicas por el arranque de la planta de Clorados III fue generada por una falla que repercutió de manera directa sobre la salud de la población y las autoridades desconocían cómo debían proceder.

Señaló que las autoridades de Pemex deberían de haber notificado de la emanación de manera inmediata de acuerdo con lo que señala el articulo 48 de la ley 226 de Protección Civil del Estado, para que tomaran previsiones de una posible afectación.

“La ley dice que los particulares están obligados a informar de manera veraz respecto de la situaciones de riesgo y desastre que se puedan presentar en una población, para que las autoridades determinen las acciones”, anotó.

El procedimiento normal de Pemex en este tipo de eventos es emitir un comunicado a la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente (Profepa), la cual lo reenvía a las autoridades municipales y del estado.

El regidor Miguel Ángel López Argüelles manifestó que no ha habido disposición de la empresa de coordinarse con las autoridades municipales para determinar el flujo de comunicación en caso de accidentes, ya que este tipo de emanaciones han sido constantes, aunque no habían dañado a la población.

“El modelo de Protección Civil señalaba que la dirección del viento evitaba que llegaran los gases hacia la ciudad de Coatzacoalcos, pero ya observamos que no es así, que existe un riesgo para varias colonias cercanas al río”.

Las autoridades municipales se reunieron con personal de Pemex para manifestar su inconformidad sobre la falta de información que mantiene la paraestatal en las contingencias y accidentes.

Se le exigió a Pemex establecer un canal de comunicación a través de una vocería especial y mediante sistemas de radio para dar a conocer el incidente en tiempo y forma, además de describir el tipo de sustancia que se emite.

Este martes celebrarán una nueva reunión con todas las empresas petroquímicas para determinar un mecanismo de información que se establezca en caso de emergencias y desfogues, para que Protección Civil realice una vigilancia del suceso y pueda determinar acciones en la ciudad.

Autoridades conocían el proceso de arranque

Después de la reunión con Protección Civil, funcionarios de Petróleos Mexicanos trataron de minimizar el accidente y descartaron que el venteo de sustancias petroquímicas haya puesto en riesgo a la población del municipio de Coatzacoalcos.

José León Montalvo, supervisor de Seguridad del complejo Petroquímico Pajaritos, informó que desde el pasado 18 de noviembre iniciaron el proceso de arranque de las plantas de Etileno y Clorados III y se han presentado algunos desfogues que son controlados por la Profepa.

Desde esa fecha, la planta se encuentra en un proceso de estabilización, pero el pasado domingo se realizó un venteo de emergencia por una sobrepresión del sistema de refrigeración, emitiendo a la atmósfera propileno y nitrógeno.

Sin embargo, el responsable de la seguridad industrial del complejo Petroquímico descartó que se haya emitido ácido clorhídrico al medio ambiente, ya que esto sí hubiera generado una contingencia mayor.

El funcionario de la paraestatal manifestó que las condiciones climatológicas como fueron la baja temperatura y el poco viento, evitó que el gas se disipara afectando a las colonias del municipio.

León Montalvo aceptó que no se emitió información a la dirección de Protección Civil, pues estaban avocados en la estabilización de la planta y evitar que se pudiera volver a presentar otro incidente, pero aceptó que no se comunicaron con las autoridades municipales.

Falta preparación de cuadros

Moisés Flores Salmerón, representante de la sección uno del Sindicato de Trabajadores Técnicos y Profesionistas Petroleros, manifestó que los accidentes que se presentan en las instalaciones de los complejos son profesionistas que no cuenta con la experiencia para el arranque de instalaciones.

Expuso que a lo largo de seis años, desde que iniciaron los gobiernos panistas, la industria petroquímica ha sido desmantelada y los profesionistas que se encontraban en mando medios, se les adelantó su jubilación.

Esto ha generado que se contraten nuevos cuadros sin perfil, que son los que arrancan sin experiencias las plantas.