Política

Municipio cordobés, sin dar subsidio a Bomberos y Cruz Roja desde junio

noviembre 29, 2010

Córdoba, Ver.- A casi un mes de que concluya la administración de Juan Antonio Lavín Torres, el cuerpo de Bomberos y la Cruz Roja continúan a la espera del subsidio mensual que el ayuntamiento debe aportar y que en seis meses suma ya 245 mil pesos.

El mayor Abraham Aíza Ávalos, director del cuerpo de Bomberos, explicó que el municipio dejó de realizar su aportación desde junio de este año, estos seis meses se traducen en un adeudo de 125 mil pesos, puesto que por mes, el ayuntamiento realizaba una aportación de 25 mil pesos; contando diciembre, el monto aumenta a 150 mil pesos.

Sin embargo, dijo, las esperanzas de que este adeudo les sea cubierto son mínimas, ya que todas las áreas municipales ya se encuentran cerrando la administración, aun así, Aíza Ávalos señaló que tratan de confiar en la palabra del alcalde, aunque puntualizó, nunca antes se había presentado una situación de este tipo con las administraciones anteriores.

Como duda que a estas fechas la actual administración pueda cumplir con el pago, aseguró que el subsidio podría quedar como una deuda heredada para la próxima administración, aunque esperarán hasta el último día para ver qué sucede, en caso de que Lavín Torres no cumpla, entonces iniciarán pláticas con el alcalde electo Francisco Portilla para darle a conocer la situación y pueda absorber el compromiso, puesto que sus finanzas se han visto más afectadas por esta falta de pago.

A su vez, Jorge García Pérez, director de la Cruz Roja, indicó que también se les debe desde junio, lo que suma 120 mil pesos, sin contar diciembre, que ascendería la deuda a los 140 mil pesos.

García Pérez dijo desconocer si en el caso de la institución la deuda se herede a la siguiente administración, por lo que mantiene su confianza en que se liquide el atraso antes que termine el trienio. Aun cuando en el caso de la Cruz Roja las finanzas no se encuentran al borde de la crisis como en el caso de Bomberos, sí reconoció que la falta de este dinero les dificultará el cierre de año, puesto que en diciembre las erogaciones aumentan considerablemente por el pago de aguinaldos y gratificaciones.