Política

Reditúa más satisfacer a empresarios que resarcir la pobreza, plantea Téllez Juárez

noviembre 28, 2010

Orizaba, Ver.- La inseguridad nacional ha provocado que empresarios nacionales y extranjeros abandonen el país por temor a ser objeto de actos de delincuencia. En su salida se llevan sus inversiones y generan desempleo. “Por ello se incrementó el presupuesto para el Ejército y la Marina”, justifica el diputado federal Bernardo Margarito Téllez Juárez.

–Las ciudades que sufren mucho con el crimen organizado, la gente que emprende se ha ido por falta de seguridad. Si no le invertimos a seguridad, pues los empresarios, los inversionistas se van a seguir yendo. Entonces no hay ninguna contradicción, al contrario, los empresarios lo que te solicitan es seguridad.

–Pero la gente del campo, por ejemplo, quiere dinero para producir y comer –se le plantea.

–La gente quiere comer, pero hay un planteamiento que no hemos abordado con la seriedad necesaria. ¿Quién solicita el Ejército?, pues los ayuntamientos y los gobiernos de los estados, porque ellos mismos nos lo dicen: los policías están rebasados, están infiltrados municipales y estatales.

–Pero también ha habido esos casos en el Ejército.

–Yo no digo que sean santos, pero no es el común del Ejército, mientras que los otros policías, todos los días vemos cuanto policías están metidos en el crimen organizado. Yo sí creo que las fuerzas tienen un amplio prestigio comparado con las policías estatales y municipales, a pesar de los errores que se conocen, y que no es fácil apreciarlos porque son daños colaterales.

–¿Fue prioritario para el Congreso federal el combate a la delincuencia?

–Yo creo que todos los temas son sensibles, pero creo que el tema de la seguridad que necesita el país es trascendental, por una razón sencilla: anteriormente en la vía institucional no se tocaba la seguridad interior. No había ese problema, hoy cuando tocas, cuando laceras a la gente que está en los poderes oficiales, lacera la seguridad interior, lacera las instituciones.

–¿Hay estadísticas de cuántos inversionistas se han ido por la inseguridad?

–No las tengo a la mano, pero tal vez en Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo León, Reynosa hay muchas empresas que se han ido por falta de seguridad, entonces ellos (los empresarios) sí te solicitan seguridad, porque además son capitales en riesgo que no necesariamente son propios, porque ahora la globalización ha hecho que estos capitales estén globalizados.

–¿Y la disminución al presupuesto para combatir la pobreza? –se le cuestiona.

–Yo veo dos ámbitos. En el caso del empleo hay datos que pueden ser cuestionables, no tengo duda, los datos que nos presentan tanto el Seguro Social como la Secretaría del Trabajo dan un crecimiento en el asunto del empleo. ¿Insuficiente? Pues también va dentro de eso. El asunto de la pobreza es un problema serio y ancestral que traemos los mexicanos. Yo diría que no solamente es la pobreza en cuanto a los recursos materiales que se deberían de tener, sino además es la falta de crecimiento en cultura y educación. Ahora, ¿son un fracaso los programas? Yo creo que no. Oportunidades tiene uno de los tornillos para apretar, y es que sus hijos vayan a la escuela, porque si no, te retiran el programa. ¿Que es insuficiente? Tampoco lo creo, yo creo que es cuestionado a pesar de sus beneficios, porque muchos varones dicen: “pues tenemos ahí un recursos, pues agarrémoslo”. El programa es bueno, pero tenemos que darle más cultura para que los programas tengan éxito.

De paso, reveló que Veracruz va a tener mayores apoyos en el próximo año en estos programas: “recibía 800 millones de pesos bimestrales, ahora va a recibir más de mil millones vía Oportunidades, es una cantidad enorme de lana. Por ejemplo, Naranjal recibe más lana por Oportunidades, 70 y Más que por recursos propios del municipio”.

Si esos mil millones lo agarramos para infraestructura, pues tendríamos mejores carreteras, mejores condiciones, pero también tendría que ser que no cayeran en manos de gobernantes que no transparentan el recurso.