Política

Presionan perredistas a la dirigencia nacional para apresurar renovación

noviembre 27, 2010

Veracruz, Ver.- Este viernes se reunieron perredistas que conforman el G-8 para exigir el cambio en la dirigencia nacional que ocupa Jesús Ortega Martínez, a quien responsabilizan de la situación que está poniendo en jaque al sol azteca en su interés por ir en alianza con Acción Nacional para los comicios de 2012; este grupo ve con buenos ojos como sucesor de Ortega a Lázaro Cárdenas Batel.

Al menos ocho de las 10 corrientes internas del Partido de la Revolución Nacional se unieron para que el dirigente nacional de ese partido convoque a una asamblea nacional y emita la nueva convocatoria para la renovación del Comité Ejecutivo Nacional, programada para marzo de 2011, en virtud de su entreguismo con Felipe Calderón Hinojosa y al PAN.

De acuerdo con el presidente de Consejo Nacional del PRD, Camilo Valenzuela Fierro, la llegada de Jesús Ortega a la dirigencia nacional llevó al partido a una crisis de identidad y en cambio se sujetó a las negociaciones con la única premisa del poder por el poder mismo, sin importar ideologías.

Este grupo de los ocho en contra de Jesús Ortega lo componen los integrantes del consejo nacional, Higinio Martínez, Mario Saucedo, Carlos Sotelo, Atanasio García Durán, Arturo Herviz, Camilo Valenzuela, Matías Herrera y Enrique Romero Aquino, todos representantes de diferentes grupos internos del sol azteca, quienes se pronuncia a favor de Lázaro Cardenas Batel como sucesor de Ortega.

Valenzuela Fierro sostuvo que buscan recuperar en el PRD la lucha por la izquierda y hacer a un lado los intereses neoliberales de Felipe Calderón Hinojosa y de su partido, que han contaminado a la izquierda desde su dirigencia máxima, a cargo de Ortega Martínez.

Por su parte, el senador perredista Arturo Hérviz dijo que al perder el rumbo el PRD es necesario reordenar filas para recuperar su esencia e indicó que desde que llegó Jesús Ortega al partido, impulsó al PAN dentro del PRD, “desde sus alianzas con el PAN empezó a haber inconformidad, empezó a haber resistencia en muchos dirigentes, por lo que varias corrientes nacionales se han venido organizando en contra de la línea política que perdió Jesús de la izquierda para entregársela a la derecha”.

Aseveró que Jesús Ortega hoy mal gobierna al PRD, por lo que no están de acuerdo con las alianzas en las que además, dijo, no se postulan ni panistas ni perredistas, sino ex priístas que por la misma lucha del poder abandonan a su partido, pero no llevan la misma ideología de los partidos que los postulan y “menos de la izquierda”.

Aseguró que la intención es obligar al dirigente nacional de ese partido para que de acuerdo con los estatutos y al Comité Ejecutivo Nacional convoque a una asamblea nacional el 4 de diciembre a fin de que en marzo se pueda realizar la elección para renovar el CEN, “estaríamos en tiempo porque los estatutos establecen tres meses después de la asamblea”.

Dio a conocer que se está procesando para ver quién dirigirá al PRD nacional y para lo cual ya hay propuesta, “en un acuerdo nacional pactada, como una propuesta, podría ser Lázaro Cárdenas Batel”, y señalaron que de esta manera podrían unificarse el PRD, “podrían haber otros más, pero la propuesta del G-8 es Lázaro Cárdenas como el sucesor de Jesús Ortega”.