Política

De última hora, Protección Civil dará Atlas de Riesgo a los nuevos alcaldes

noviembre 27, 2010

La titular de la Secretaría de Protección Civil (SPC), Silvia Domínguez López, dio a conocer que entre sus últimas acciones al frente de esa dependencia presentará el Atlas de Riesgo e Hidrometeorología con el que se precisará los ríos que son susceptibles a desbordarse y los puntos de mayor problema para la población.

Indicó que este documento será repartido a los 212 ayuntamientos no para que esté de adorno en los anaqueles de las oficinas de los alcaldes, sino para que sea consultado e incluso le agreguen datos antes, durante y después de las temporadas de lluvias. “Esta misma semana terminaremos este documento que servirá en gran medida a las próximas administraciones, porque tendrán la información necesaria de dónde deben estar alertar ante cualquier fenómeno meteorológico, lluvia atípica o desfogue de presas”.

Destacó que un punto importante del Atlas de Riesgo Hidrometeorológico establece que al menos, 2 millones 300 mil veracruzanos son susceptibles de algún grado de afectación al vivir cerca de ríos, arroyos, lagunas o en la costa.

Mencionó que también tiene un apartado sobre las zonas serranas, donde se ha detectado o pudiera haber deslizamientos de tierra o aludes que pongan en riesgo a poblados enteros. La secretaria de Protección Civil detalló que este documento que entregarán tanto a la próxima administración estatal como a los presidentes municipales en funciones y electos contiene información sobre las contingencias ante eventos climáticos que han sucedido en los últimos seis años, así como la evolución de los desastres con datos actuales. “De acuerdo con los últimos datos, en la entidad existen más de 2 millones de personas vulnerables a eventos climáticos, pero todos estamos en riesgo. De este universo 500 mil se ubican en las zonas serranas y alrededor de millón y medio a lo largo del litoral veracruzano”, agregó.

Domínguez López dijo que el Atlas de Riesgo e Hidrometeorología será un instrumento de mucha ayuda para la siguiente administración, pues le permitirá el análisis del comportamiento de los ríos, arroyos y de la marea, a fin de mitigar las afectaciones en casos de contingencias.