Política

Espera nueva administración aprobación de $77 mil 950 millones para el estado

noviembre 26, 2010

Con prudencia y responsabilidad en el manejo de los recursos públicos habrá mayores beneficios sociales para los veracruzanos, expresó el gobernador electo Javier Duarte de Ochoa al hablar de la transparencia y la racionalidad que aplicará en el presupuesto de egresos 2011 que el Congreso del Estado aprobará en los próximos días.

Al referirse a los ejes rectores de su política administrativa, Duarte de Ochoa habló de valorar los recursos ciudadanos que se recaudan y distribuyen entre los gobiernos para convertirlos en obras y servicios a la población, por lo que una vez más se aplicarán criterios de eficiencia, eficacia, racionalidad, austeridad, transparencia y control en el gasto público.

En entrevista, comentó que los 77 mil millones 950 mil pesos que consigna el Proyecto de Presupuesto 2011 para Veracruz –recursos que todavía serán analizados y aprobados por la LXII Legislatura del estado– serán suficientes para iniciar el Plan Veracruzano de Desarrollo 2010-2016.

Precisó que las necesidades de un estado con más de siete millones de habitantes siempre serán mayores que los recursos asignados para un ejercicio fiscal, de ahí la importancia de fortalecer la transparencia y la eficiencia en el ejercicio de los recursos de los veracruzanos, así como de vigilar su aplicación honesta.

Dijo que la administración pública tiene la obligación de garantizar la certeza en el uso de los recursos públicos, así que la evaluación y seguimiento a las acciones y programas de su gobierno serán requisitos que se cumplirán con el ejercicio del erario, pues la sociedad espera mayores resultados.

“Siempre estaremos obligados a hacer más y aunque haya presupuestos suficientes, siempre habrá recursos limitados para acabar con los rezagos históricos de un estado que crece a pasos agigantados, de una población que reclama mayores oportunidades de desarrollo y que además tiene diferentes necesidades por atender”, comentó Duarte de Ochoa y agregó que como economista sabe que el uso adecuado y transparente del erario se traduce en mayores resultados sociales.

Para el gobernador electo, la disciplina presupuestaria para optimizar el gasto representa la posibilidad de lograr ahorros, pero sobre todo el cumplimiento del principio de racionalidad del gasto público que ordena prudencia y responsabilidad a los gobiernos en el manejo de los recursos.

“Soy un convencido del gasto responsable, así que voy a impulsar una política administrativa de manejo prudente para aumentar la certeza en el desarrollo”, aseguró Duarte de Ochoa y añadió que los veracruzanos tendrán mayores elementos de confianza en el uso de los recursos públicos.