Política

Exhorta CEDH a mujeres no permitir la violencia; 1 mil 400 muertes en seis años

noviembre 26, 2010

Veracruz, Ver.- El titular de la Comisión de Derechos Humanos (DH), delegación Veracruz, Adán San Roman, afirmó que en lo que va del año ha recibido cerca de cuatro casos de discriminación laboral hacia las mujeres.

En entrevista, el delegado manifestó que muchas mujeres son despedidas por estar embarazadas, otras más por su edad, “en las denuncias que recibimos, estas mujeres han sido despedidas por estado de gravidez, ha habido hostigamiento sexual”.

Dijo que son tres o cuatro los casos que se han dado, “no son muchos, pero sí se dan de empresas de aquí del Puerto”.

Los casos de discriminación presentados en la Comisión de Derechos Humanos han sido dirigidas al Consejo Nacional para Prevención de la Discriminación.

Por su parte, de acuerdo con los especialistas, las mujeres que sufren maltrato hoy en día es porque desde jóvenes en sus noviazgos aceptan la violencia con tal de que su pareja no las deje y permanezca a su lado.

Francisco Javier Villegas Lara, encargado del Programa de Violencia Familiar, señaló que ese error las puede llevar a la muerte, pues se calcula que en el estado de Veracruz, al año mueren cientos de mujeres por malos tratos, “tan sólo durante 2005 a 2010, 309 fueron las víctimas de feminicidio, cifra que aunque parece preocupante es mínima comparada con las más de mil que fallecieron por violencia en 1999”.

Y es que de acuerdo con el declarante, las cifras dadas a conocer de 2005 a 2010, están registrados 309 feminicidios de adultas y niñas en el estado de Veracruz, sin embargo, son cifras menores a las que tenemos registradas en comparación con los datos que se dieron a conocer en el Congreso con fecha de 1999 a 2005, “ahí se tenían registradas más de mil 400 mujeres y niñas víctimas de violencia”.

Villegas Lara exhortó a las mujeres a asistir a instancias de orientación para que salgan de su problema, “el hecho de que las mujeres asistan a instancias de orientación es una buena señal porque alzan su voz de inconformidad y con ello se ha logrado un mayor número de denuncias”.

Manifestó que los especialistas reconocen que la violencia es un círculo vicioso en el que si la mujer decide no salirse del ambiente de maltrato en el que vive, puede terminar como parte de las estadísticas de víctimas fatales.

Muchas veces las responsables de estas consecuencias son ellas mismas, quienes deciden aguantarse los golpes, malos tratos, insultos y humillación, sin darse cuenta que están cooperando con el agresor en atentar contra su vida donde también los hijos son víctimas.