Política

Recomiendan al gobernador electo no entregar la SEV a Fernando González

noviembre 26, 2010

A pesar de que los indicadores educativos ponen a Veracruz en los últimos lugares del país no hay un intento por hacer una reforma educativa y, por el contrario, se busca dar más poder al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), nombrando a uno de sus miembros secretario de Educación, por lo que el Capítulo Veracruz de la Coalición Ciudadana por la Educación recomendó al gobernador electo no entregarle la SEV a Fernando González Arroyo, porque se estaría dando continuidad al privilegio sindical en lugar de pensar en la calidad y políticas educativas que permitan salir del colapso en el que se encuentra la educación en la entidad.

En conferencia de prensa, Alberto Olvera en representación de investigadores de la Universidad Veracruzana; Silvano Soto, del Observatorio Veracruzano por la Educación, y Carlos Rossainzz de la Red Cívica Veracruzana, quienes integraron el Capítulo Veracruz de la Coalición Ciudadana por la Educación, al considerar que se está perfilando al ex dirigente de la sección 32 del SNTE, dijeron que se “daría al SNTE un control operativo mayor al que ya de por sí goza”.

Por ello, solicitaron que Javier Duarte evite que los sindicatos de la Educación, especialmente el SNTE, controlen la instancia gubernamental que dirige la educación; asimismo, el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales de la UV refirió que por otro lado es importante romper con las prácticas viciadas que han generado una cultura de la corrupción en el sector educativo. Es decir, a la herencia y venta de plazas que es el principal negocio y medio de control de las direcciones sindicales sobre los profesores, señaló Alberto Olvera, ya que el país vive un momento crítico, el cual debe romper con esta inercia que condena al país en este subdesarrollo educacional y que además crea un ambiente de corrupción, debido a que, refirió: “faltan valores cívicos y de ausencia total de democracia en el mundo educativo de Veracruz”.

Y consideró que una de las razones del desastre mexicano es el colapso del sistema educativo de esta alianza basada en el control político por parte de los sindicatos y maestros, una alianza entre la clase política y este sindicato, porque el SNTE se alía con todos los partidos en las condiciones que sean necesarias.

De ahí que el Capítulo Veracruz de la Coalición Ciudadana por la Educación se une a la movilización nacional ciudadana para mejorar la calidad de la educación, para anular la “simbiosis atípica” entre sindicato y autoridades que permite la intromisión de la dirigencia sindical en la política educativa, la omisión de las autoridades en su función como garantes del derecho a la educación y la exclusión de la ciudadanía en la gestión y la rendición de cuentas sobre la educación.

La Coalición exhorta a la ciudadanía a sumar su voz para exigir al gobierno federal y a los gobiernos de los estados, el cambio de las reglas que posibilitan la intromisión de la dirigencia sindical en la política educativa y que le conceden de facto el derecho de veto, derogando los decretos, reglamentos y normas generados a partir del Decreto del Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo de 1946, que han propiciado un acuerdo político corporativo que daña al sistema educativo, así como promover la profesionalización del magisterio, transparencia en los recursos manejados por la cúpula del SNTE y reducción de comisionados sindicales: Hacer públicas todas las transferencias directas e indirectas de recursos públicos a la dirigencia sindical, y reducir el número de las “comisiones con goce de sueldo”.