Política

Paraliza a economía e industria el aislamiento del puerto de Veracruz

septiembre 21, 2010
Orizaba, Ver.- El huracán Karl no sólo dejó damnificados en Veracruz, sino que de paso creó un boquete en las actividades comerciales e industriales de la zona de las altas montañas. El aislamiento entre este punto y el puerto de Veracruz provoca que la actividad esté paralizada, “dejando pérdidas económicas millonarias e incalculables en todos los sectores de la producción”, revela el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Octavio Gracián Malpica.

“Se ha generado un problema económico muy fuerte. La incomunicación con el puerto de Veracruz, generada por el desbordamiento del río Japama que afecta tanto por la carretera federal como por la autopista, ha creado una problemática severa entre los comerciantes tanto del Puerto como de la zona Córdoba-Orizaba”, refiere. Además aclara que es muy difícil cuantificar los daños económicos, “en estos momentos es muy aventurado estimarlo, lo que sí sabemos es que se han generado problemas serios de abastecimiento de materia primas”.

–¿Qué actividad es la más afectada? –se le plantea.

–En materias primas, en ambos lados Veracruz y Orizaba-Córdoba, para la prestación de servicios, industria y comercio, y lamentablemente es un golpe muy fuerte para la economía del estado.

–En términos generales, ¿cuáles son los sectores de la producción más afectados?
–Mira, el comercio depende de la industria y viceversa, obviamente que todos se ven afectados. Por ejemplo, al no haber materias primas para la industria de la producción, el comercio se ve mermado, es una cadena.

Pero en donde se han empezado a sentir los efectos de esta incomunicación es en la industria restaurantera y hotelera.

“La industria de los servicios o prestadores de servicios resienten las afectaciones porque en determinado momento no está correctamente abastecida, en materias primas para hoteles o restaurantes que reciben productos de esa zona del estado”.

No obstante, aclaró que hasta el momento es imposible cuantificar los daños económicos que ha dejado el aislamiento entre el puerto de Veracruz y la zona centro del estado: “En estos momentos es muy difícil calcularlo, lo hemos consultado con directivos de Canaco y es muy difícil hacer una estimación de las pérdidas, pero sí son pérdidas millonarias para la actividad comercial e industrial”.

Aunque esa no es la única afectación a la actividad, pues el tramo entre Orizaba y Xalapa, aunque ya fue reabierto, “es complicado transitarlo debido a que las indicaciones de Protección Civil han sido muy estrictas: hacerlo con sumo cuidado y al menos que sea estrictamente necesario por las condiciones de derrumbes.
Estas condiciones obligan al comercio y a la industria a redoblar esfuerzos en el último trecho del año, “faltan dos meses y ahora el gobierno estatal, deberá de trabajar muy fuerte para reponer las vías de comunicación y con ello reponer los niveles de producción comercial e industrial que teníamos antes de la llegada del huracán”.