Política

Reaparece el padre Rafael Muñiz en la catedral metropolitana

abril 01, 2010
En medio de un fuerte dispositivo de seguridad en torno al polémico padre Rafael Muñiz López, monjas, fanaticas religiosas y niños que eran empujados por sus padres, evitaron que “fuera molestado por la prensa”, pues fue resguardado en su reaparición en la catedral metropolitana la mañana de ayer, en lo que fue la consagración de los Santos Óleos.
Decenas de fieles católicas quienes deseaban tocarlo, abrazarlo y besarlo, esperaban la salida del Lobo Estepario al finalizar la misa, pues expresaban con una sonrisa en el rostro; “es un santo al que queremos mucho”, mientras una señora cargaba a un menor que anhelaba fuera cargado por el párroco de la Parroquia de San Pedro Apóstol en Xalapa. Sin embargo, cuando después de varios minutos se atrevió a salir, fue sorprendido por los flashes de dos insistentes reporteros graficos, por lo que optó en refugiarse al interior de la catedral, causando el enojo por parte de los feligreses hacia los periodistas.
El profesor de Historia en Roma, Fidel Quiroz, calificó la pederastia como una enfermedad, y aseveró que los sacerdotes que hayan incurrido en esta práctica no deben ser castigados, sino simplemente ser retirados de su ministerio, y agregó que el celibato no debe desaparecer.
Añadió que los escándalos por abusos en contra de menores no afectan en nada a la Iglesia católica “no afecta en nada, nada”.
El prelado, quien acudió a la catedral de esta capital como enviado de Roma, justificó que los sacerdotes que hayan incurrido en casos de pederastia deben ser tratados como enfermos, “pero si después de haberlos tratado siguieron ejerciendo esas cosas no deben ser castigados, sino simplemente retirarlos de su ministerio”.
Pero refirió que en el polémico caso de Alemania, tanto el Papa como el obispo deberían ser castigados de acuerdo al derecho canónico, siempre y cuando se demuestre su culpabilidad.
Asimismo, repitió las palabras del portavoz del Vaticano, Federico Lombardi: “este tema hay que considerarlo dentro del contexto social, no es solamente la Iglesia católica”.
Fidel Quiroz se pronunció en contra de desaparecer el celibato: “es la ley propiamente de los sacerdotes de la iglesia romana occidental, la palabra definitiva sobre el tema la dio el papa Juan Pablo II y es no”.
Al referirse sobre el tema del padre Rafael Muñiz, sólo declaró: “no puedo seguir hablando más de esto, yo ya me voy”.
Por otra parte, Gilberto Suárez Rebolledo, padre del santuario del Dique, expresó que los casos de pederastia en los cuales la Iglesia católica se ha visto involucrada es algo muy penoso y doloroso, pero aseguró que también puede verse como una actitud de fe, pues esto ocasiona que la iglesia pueda ver “lo que Dios nos está diciendo”, insistió que la realidad de casos de pedofilia lacera profundamente la vida de la iglesia: ”pedimos perdón por todas estas situaciones, hay mucha gente lastimada por eso pedimos perdón”, pues aseguró que afecta enormemente a la iglesia y a la sociedad.
Suárez Rebolledo reconoció que ese perdón no basta, pues la gente quiere un castigo, y aseveró que la iglesia no solapará estas acciones, por lo que exhortó a las autoridades a realizar investigaciones y un juicio justo que pueda determinar el castigo para esta serie de anormalidades.
“Hay personas que juzgan a terceras, pero sin conocer profundamente el caso y nada más hacen juicios muy venturosos pero que no tienen nada que ver con la realidad”. En los juzgados se determinó que Rafael Muñiz López fue inocente, sin embargo solamente está libre tras un pago de caución (fianza), por lo que el proceso en su contra seguirá como si estuviera preso, pues el Juzgado 44 Penal del Distrito resolvió reclasificar los delitos al sacerdote, y acusarlo únicamente de pornografía en su modalidad de almacenamiento, delito considerado como no grave según la normativa penal.
Asimismo, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, negó que la Iglesia católica atraviese por un problema en esta Semana Santa debido a los casos de pederastia, pero culpó a los medios de informar sólo los casos de sacerdotes y de ocasionar escándalos: “hay muchos casos parecidos, pero los medios de comunicación hacen escándalo solamente cuando es un sacerdote católico”.
El arzobispo Reyes Larios señaló categóricamente: “la prensa dice todo lo que quiere y le creen todo a este tipo de investigadoras como Lydia Cacho, ella no conoce el expediente de 22 tomos de mil hojas cada uno”.
“La historia de la iglesia es de 2 mil años y ha pasado un montonal de crisis, la iglesia subsiste porque es algo que viene de Dios, todos los seres humanos somos débiles, en eso no podemos juzgar a los demás, con excepción de la Virgen María”.